VIDA SANA, SALUD Y SEXO

La prevención del trabajo infantil nos incluye a todos

* Cada 12 de junio, desde el 2002 se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil.

 

Para los Servicios de Salud de San Luis Potosí es una prioridad conmemorar esta fecha, debido a que la infancia, es la etapa más importante en la construcción de una persona. En este periodo las niñas y los niños deben contar con las condiciones favorables para vivir, como la protección, una buena alimentación, el juego, experiencias emocionales sanas, sociales, culturales y educativas, para que desarrollen habilidades que les permitan participar plenamente en la vida familiar y comunitaria.

Cada 12 de junio, Día Mundial de contra el Trabajo Infantil, tiene la finalidad de generar conciencia sobre la magnitud de éste fenómeno y contribuir a su erradicación. En México más de 2 millones de niñas y niños se ven obligados a trabajar, realizan actividades que les priva de la etapa de la niñez, su potencial y su dignidad, lo que es perjudicial para su desarrollo, debido a que no pueden hacer las actividades normales de la infancia y se retrasa su desarrollo físico, psicológico y social.

El trabajo infantil es una forma de maltrato ya que obliga a que niñas, niños y adolescentes sean introducidos prematuramente a las actividades laborales asumiendo roles que no les corresponden, inmiscuyéndolos en condiciones impropias para su edad y alejándolos del entorno escolar, familiar y social propios para su evolución física y psicológica.

Los Servicios de Salud en el Estado a través del Programa de Atención Integrada a la Infancia y la Adolescencia, detallan algunos criterios que permiten valorar si una actividad es de riesgo para el desarrollo de las niñas y los niños, tales como: si es con dedicación exclusiva; si es a una edad demasiado temprana; si el niño tiene que asumir demasiada responsabilidad; si impide el acceso a la escolarización; ambientes peligrosos bajo tierra, bajo el agua, en alturas o en espacios cerrados; un medio insalubre donde estén expuestos a sustancias, agentes o procesos peligrosos, o bien a temperaturas, niveles de ruido o vibraciones perjudiciales para la salud.

Otras actividades valoradas de riesgo son en lugares donde estén vulnerables a abusos físicos, psicológicos o sexuales; actividades que se realizan con maquinaria, equipos y herramientas peligrosas, o implican la manipulación o el transporte manual de cargas pesadas; trabajos que implican condiciones difíciles, como horarios prolongados o nocturnos.

Finalmente, los Servicios de Salud de San Luis Potosí mencionan que es importante que ante alguna situación de maltrato infantil en niñas, niños o adolescentes, se notifique a la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes. Y en caso de presentar daños a la salud, acudan de manera oportuna a las Unidades de Salud más cercanas para que reciban la atención necesaria.

Seguiremos informando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba