El tiempo - Tutiempo.net
Lunes, 25 de Marzo del 2019

La Malinche ¿Víctima o Victimaria?

Por: Elizabeth Romero González

enero 26, 2019
LA MALINCHE

Cuando hablamos de Malinalli, Marina, Malintzin o Malinche, nos referimos a la misma persona. Malinalli, es un personaje destacado de nuestra historia de la que mucho se habla y poco se sabe o más bien lo que sobresale de ella es que fue la mujer que acompañó a Hernán Cortés durante su invasión al territorio que actualmente conforma México. Malintzin proviene de Malinalli, el cual significa hierba, hierba torcida o mala hierba.

Según datos que proporciona el antropólogo e historiador Luis Barjau, Malinalli nació entre 1504 y 1508, en una ciudad llamada Painala, que al día de hoy está desaparecida pero se encontraba muy cerca de Oluta, que significa “lugar entre los olotes”, a unos 270 km al suroeste de Coatzacoalcos Veracruz. Su madre era popoluca, de origen noble, mientras que su padre hablaba náhuatl y de origen mexica. Recordemos que la estrategia de expansión llevada a cabo por Motecuhzoma y otros monarcas mexicas era enviar embajadores y espías, los cuales se casaban con mujeres de la nobleza local, de esta manera, los mexicas obtenían información así como control parcial de la zona para posteriormente enviar a sus ejércitos y subyugar completamente a estas poblaciones. Al fallecer el padre de Malinalli, su madre contrae nupcias por segunda ocasión con un posible noble local o con otro nahua, por lo que ésta adolecente representaba un estorbo para la nueva familia y de aquí surgen dos teorías: que escapa de su casa al sentirse relegada o que fue vendida como esclava por sus mismos padres, ya que llegó a Xicalango, el Centro de Intercambio más importante del sureste donde prevalecía la comunidad nahua. Este lugar se ubicaba a un costado de la Laguna de Términos, en el actual estado de Campeche, su tianquiztli o mercado, era conocido por los productos que llegaban de tierras mayas, de la mixteca y del altiplano central, donde se ubicaba la capital mexica que encabezaba Tenochtitlan.

En este lugar, Malinalli estuvo en calidad de esclava, integrándose a la servidumbre de una familia. Sus actividades eran cocinar, moler, y recolectar el maíz, trabajaba el telar de cintura por largas jornadas y otras labores domésticas. Se piensa, que fue tomada por un cacique como su amante, pero en 1513, Xicalango entró en guerra con los mayas chontales dirigidos por el cacique maya Tabscoob, quien con un ejército de veinte mil hombres logró la victoria. Al enfrentar esta derrota los xicalangas ofrecieron regalos y esclavos a los vencedores como un gesto de buena voluntad en busca de la paz, entre estos, iba Malinalli, quien nuevamente tuvo que adaptarse a un nuevo amo. Debido a las circunstancias, ella ya hablaba popoluca y náhuatl y rápidamente aprendería el maya chontal de sus nuevos amos, además del español antiguo más adelante. Entre los quince y dieciocho años ya era políglota además que destacaba por su belleza e inteligencia.

El 12 de marzo de 1519, llega Hernán Cortés a las costas del actual estado de Tabasco y en el combate por querer establecerse en Potonchán, estos fueron derrotados por los europeos por lo que llegaron al campamento de Cortés cargados de obsequios solicitando la paz, entre estos, mujeres esclavas en donde sobresalía Malinalli. A partir de este momento la bautizaron en la religión cristiana con el nombre de Marina, una posible deformación de su nombre original, el cual no podía ser pronunciado por los españoles. Su sangre de liderazgo y su habilidad en las lenguas llamó la atención de Cortés, por lo que decide hacerla su amante, traductora y consejera y no separarse de ella, pues sabía que le representaba una ventaja para vencer a los mexicas.

Malinche es una deformación de Malintzin que significa el que se acompaña, esta palabra hace alusión a Hernán Cortés, ya que en los escritos de Bernal Díaz del Castillo se sabe que Cuitláhuac y Cuauhtémoc se referían así al extranjero, aquí la frase que dijo el joven gobernante mexica al ser llevado prisionero a Cortés: Señor Malinche, ya he hecho lo que soy obligado en defensa de mi ciudad y vasallos, y no puedo más, y pues vengo por fuerza  y preso ante tu persona y poder; toma ese puñal que tienes en la cinta y mátame luego con él. Otro nombre poco conocido de esta mujer fue Tenepal, que en Náhuatl significa quien habla con vivacidad, claro está que jugó un roll importante durante la Conquista de México y que la llegaría a ser la mujer más poderosa de estas tierras.

En México, es común que usemos la palabra malinchista para referirnos a una persona que tiene peculiar predilección por lo extranjero y menosprecio por lo nacional o lo propio, debido a que diversos acontecimientos de esta parte de la historia comentan que fue Malinalli quien dio la idea de que en Tlaxcala se cortaran las manos a los espías para que los indígenas respetaran a los españoles, en Cholula avisó a Cortés de la conspiración que supuestamente los aztecas y cholultecas planeaban en su contra, en la batalla de la Noche Triste, peleó y ayudó a que los conquistadores lograran salir vivos de la matanza.

Una vez conquistada Tenochtitlán, Malinalli tuvo un hijo con Cortés llamado Martín, mismo que ella asesinó al verse obligada a casarse con Juan Jaramillo mientras su hombre amado contraía nupcias con una adinerada española. Tiempo después de la conquista, Cortés la manda matar por no recibir su ayuda cuando él se encontraba huyendo por un juicio en su contra, fue así como la Malinche fue también traicionada.

¿Y tú eres malinchista?

 

Compartir en Whatsapp