GONIERNO DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSI
Columnas (destacadas)vida sana (destacadas)

La importancia de cómo iniciamos nuestro día a día

Por Estefanía López

Cuando las personas llegan a terapia con síntomas graves de ansiedad y estrés, las primeras cosas que se recomiendan es empezar rutinas tanto para ir a dormir, como para despertar, estas rutinas, casi sin darnos cuenta nos cambian completamente nuestro descanso y nuestro día a día.

El ser humano es un animal de costumbres. La ciencia nos dice que tener una rutina matutina con los hábitos adecuados es una de las formas más sencillas para preparar al cuerpo, pero sobre todo a la mente, para conseguir los objetivos de productividad y realización personal que te propones a diario.

Los hábitos de sueño saludables te ayudan a descansar mejor y ser más productivo. Una encuesta elaborada en 2020 revelaba que el 60% de las personas no descansaba correctamente y al despertarse mantenía la sensación de agotamiento que afectaba a su humor durante todo el día, a su concentración y reducía su motivación y rendimiento en el trabajo.

Un estudio reveló que los hábitos de descanso adecuados y dormir una media de 7 horas, contribuían a reducir los niveles de estrés, a mejorar las conexiones cognitivas necesarias para ser más creativo y productivo durante el día.

Veamos qué podemos hacer al despertar para preparar nuestro cuerpo para tener un buen
día.

Tómate un tiempo antes de saltar de la cama.
Despertarse descansado y con energía no implica dar un salto de la cama y ponerse a hacer cosas. Es recomendable comenzar el día tomándose unos minutos antes de comenzar, sentarse en silencio y respirar con calma al tiempo que se busca una palabra o frase que sea el lema para el resto del día.

Puede ser una declaración de intenciones sobre lo que quieres conseguir de forma realista durante el día como: “hoy quiero disfrutar de mi trabajo” o “quiero completar X proyecto”. Establecer una intención cada mañana antes del trabajo puede ayudarte a alinear mejor tus acciones con tus valores, mantenerte enfocado en tus prioridades y, lo más importante, motivarte durante el día para conseguirlo.

Mantén la desconexión digital durante un tiempo.
Del mismo modo que usar un dispositivo antes de dormir puede perjudicar la calidad del sueño, usar el móvil justo después de despertarte puede acelerar el proceso de despertar progresivo. En su lugar, opta por realizar una actividad sin pantallas durante al menos una hora, como leer o iniciar el día con alguna actividad deportiva.
Ver o leer algo negativo a primera hora de la mañana puede desencadenar tu respuesta de
estrés y alterar tu estado de ánimo durante el resto del día.

Endorfinas: el secreto para un día feliz está en tu interior.
Las endorfinas son hormonas conocidas por su efecto analgésico y eufórico que proporcionan sensación de bienestar y felicidad. La producción de estas hormonas suele acompañarse de norepinefrina, una hormona que también reduce el estrés.

El cuerpo humano produce endorfinas de forma natural al realizar ejercicio, al practicar sexo, bailar escuchando tu música favorita o realizar actividades que provoquen la risa. Incentivar la producción de esta hormona proporciona un estado de ánimo que permite afrontar el día con energía y una actitud positiva que te ayudará a mantener la concentración, agudizar la memoria, reducir el impacto físico al estrés y motivarte para conseguir tus
objetivos a lo largo del día.

 

Estefanía López Paulín
Contacto: [email protected]
Número: 4881154435

Mostrar más
Botón volver arriba