ColumnasColumnas (destacadas)

La autoestima

La autoestima es la valoración subjetiva que tiene una persona sobre sí misma, esta se construye sobre todos aquellos pensamientos, sentimientos, sensaciones, experiencias y vivencias que hemos recopilado a lo largo de nuestra vida, esta autovaloración puede ser positiva o negativa, dependiendo de cómo se percibe a sí misma la persona, la autoaceptación es una base de la autoestima, pues es estar en tregua con tus debilidades y cualidades. 

Sin embargo, la autoestima no es algo que sea igual en cada ámbito o que nunca cambie, es decir, una persona puede tener una excelente autoestima en el ámbito laboral, pero en lo sentimental tener una autoestima baja, además de que personas con alta o baja autoestima no están sujetas a que esto sea siempre así, puede haber momentos de nuestra vida en los cuales tengamos mejor autoestima que en otros.  

La autoestima es la base de la salud psicológica, y es por eso que muchos otros trastornos son derivados de una baja autoestima, en cambio, cuando nuestra autoestima es la adecuada somos capaces de interactuar con el mundo y la sociedad de manera saludable, además de que tu capacidad de lograr tus objetivos en la vida depende en gran medida de tu autoestima. 

La autoestima influye de forma positiva en tu capacidad de asumir riesgos y afrontar nuevos retos, ya que te brinda la confianza de ser capaz de superarlos con éxito, en cambio cuando tienes baja autoestima es muy poco probable que te atrevas a probar cosas nuevas o salir de tu zona de confort.  

Además, la autoestima también determina en gran medida tu estado de ánimo, y tener un buen estado de ánimo es importante para un buen rendimiento, una buena autoestima te vuelve menos vulnerable ante ataques emocionales y actuamos con mayor temple, también te permitirá tener un buen estado de salud, buenas relaciones y una buena calidad de vida. 

Generalmente cuando hablamos de autoestima esta se divide en dos, la alta autoestima, que es aquella persona que se enfoca en sus cualidades y virtudes, se enfocan en ver lo positivo de sí mismas. Y la baja autoestima, que son personas con una percepción distorsionada de sí mismas, minimiza por completo sus cualidades y exagera sus defectos, están llenos de inseguridad e indecisión y carecen de autoconfianza. De aquí suelen dividirse en de la estabilidad de la autoestima que se presente, puede haber personas que tengan autoestima alta pero inestable, y esta sea muy cambiante, al igual que puede haber personas con baja autoestima estable, quienes en su mayoría del tiempo tienen este bajo autoconcepto. 

La relación más larga, apasionada y profunda que tendremos en la vida es con nosotros mismos, por eso es importante que esta relación sea de amor propio, pero ¿qué podemos hacer para mejorar la autoestima? Subir la autoestima contempla la incorporación de hábitos y pensamientos en tu rutina diaria que contribuyan a mejorar la imagen que tienes de ti mismo, la autoestima es como un músculo, debemos ejercitarlo diario para obtener resultados. 

Además de iniciar un proceso terapéutico en donde podamos reconciliarnos con aquellas cosas que no nos agradan del todo podemos realizar actividades que nutran nuestro autoconcepto, como una lista de cosas que te gusten de ti y en donde desgloses tus virtudes, hablarte al espejo de forma amorosa, detener aquellos pensamientos negativos que afectan en tu autoestima y sobre todo dejar a un lado la comparación con otras personas, de esta manera poco a poco alimentaras tu autoestima y autoaceptación.  

 

 

Estefanía López Paulin
Contacto: [email protected]
Número: 4881154435 

  

 

 

 

 

Botón volver arriba