SLPZona Centro

Karen, un feminicidio sin acceso a la justicia

* El principal sospechoso no ha sido juzgado y podría quedar en libertad

Desde hace casi cuatro años, la familia de Karen Lizbeth llora su muerte, pues su caso está lejos de resolverse, o al menos así lo siente la señora Julia, madre de víctima. Ella relata que la Fiscalía del Estado no ha encontrado pruebas para resolver el caso y teme que quede impune.

Fue el 11 de abril del 2020 cuando la señora Julia recibió la noticia de que elementos de seguridad encontraron el cuerpo de su hija de 25 años en un predio de la comunidad Cerrito de Maravillas, en el municipio Mexquitic de Carmona, esto tras ser reportada como desaparecida en marzo del mismo año. 

La señora Julia relata que el 1 de abril del 2020 comenzó su búsqueda para encontrar a su hija, pues durante dos días no supo nada de ella y además descubrió que dejó de asistir a su trabajo en un local de Totalplay. Se emitió una ficha de búsqueda por parte de la Fiscalía, pero no se tuvo alguna señal de Karen durante una semana.

Al pasar siete días se tuvo la primera señal de su hija, ya que el celular de Karen volvió a estar activo. Fue el 7 de abril cuando los mensajes de la familia de la joven comenzaron a ser recibidos, pero no leídos. La señora Julia comparte que descubrió que sí se encendió el celular de su hija, fue porque ella le avisó a una compañera de trabajo que estaba con «Sergio, el de publicidad», y solicitó que no contara nada.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, el principal sospechoso de la muerte de Karen era Sergio N, a quien se le grabó conduciendo al predio donde se encontró el cuerpo de la joven, esto, un día antes de compartir la noticia de que se descubrió un cadáver.

Tras investigar a Sergio N, el 23 de abril de 2020, las autoridades llamaron a la madre de Karen para que acudiera a los juzgados de La Pila, habían detenido a Sergio y sería vinculado a proceso por su presunta responsabilidad en el feminicidio de su hija.

La Fiscalía compartió que, tras investigar a Sergio N, se encontró en su camioneta cabello que coincidía con el color de pelo de Karen Lizbeth, además de percatarse que habían lavado los asientos y se le quitaron manchas de sangre. Al caso se sumaron pruebas de haber encontrado en una propiedad que Sergio rentaba para la crianza de animales, ropa quemada, unas hebillas que coinciden con el bolso de la joven, la carcasa de su celular y su perfume.

En la actualidad, se sigue investigando el caso, y aunque Sergio N se encuentra preso, podría ser liberado, ya que la Fiscalía señala que no tiene las pruebas necesarias para demostrar la culpabilidad de quien es el principal sospechoso.

La señora Julia confía en que la muerte de su hija no quedará inpune, aunque por el momento sufre al estar con la incertidumbre de la falta de justicia.

Seguiremos informando. 

Mostrar más
Botón volver arriba