El tiempo - Tutiempo.net
Hoy es Sabado, 19 de Octubre del 2019

Javier Duarte asegura que pacto con EPN para dejarse capturar

* Según el exgobernador de Veracruz, el gobierno de EPN le ofreció entregarse a cambio de dejar en paz a su familia y permitir que vivieran en otro país
* En una carta enviada al fiscal general de la República y al presidente, el exgobernador de Veracruz asegura tener información valiosa sobre exfuncionarios federales

julio 9, 2019 por Redacción
duarte

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, envió una carta al gobierno de Andrés Manuel López Obrador donde ofrece a la Fiscalía General de la República (FGR) “información valiosa y detallada en contra de diversos funcionarios” de la administración anterior.

Desde el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, donde enfrenta una sentencia de 9 años por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa, el exgobernador dijo que fue extorsionado por el gobierno de Enrique Peña Nieto para dejar su cargo y aceptar las acusaciones que le hacían, a cambio del bienestar de su familia.

En entrevista telefónica para Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, Duarte aseguró que su detención fue pactada con el gobierno de EPN con la promesa de que dejarían en paz a su familia y les permitirían vivir a en otro país.

“Yo pacté mi entrega a través de quienes eran mis abogados en ese entonces (…) se hizo una mesa de trabajo en la Ciudad de México, con representantes de la entonces Procuraduría General de la República, la Secretaría de Gobernación y del Cisen”, comentó.

Según el exgobernador el pacto para proteger a su familia fue que él se entregara antes de las elecciones a gobernador del Estado de México en 2017. Igualmente el gobierno de Enrique Peña Nieto le ofreció detenerlo “en las mejores condiciones”. 

“No tenía para donde hacerme era hacerlo sí o sí (…) accedí y fue que pactamos la entrega en un lugar donde yo no vivía. Yo llegué un día antes donde al lugar donde fue la entrega en Guatemala y tengo los videos y testimonios para que quede claro que todo fue un circo”, refirió.

Sobre lo que ofrece a la FGR, el exgobernador dice que se trata de información principalmente de funcionarios de la entonces PGR en las que él mismo fue partícipe, o tuvo que ver como intermediario con el Gobierno Federal.

Argumenta que actualmente las acusaciones en su contra se basan en pruebas inexistentes o de testigos que ya se encuentran en libertad y que han denunciado ante la CNDH que fueron torturados para hablar en su contra.

“Esta ha sido la constante de mi caso, lo único que existe en mi contra son declaraciones de delincuentes confesos y que en algunos casos ya no se han presentado a declarar”, agregó.

En una segunda entrevista para el diario Reforma, Duarte comentó que Enrique Peña Nieto, aún como presidente, le entregó una cantidad de dinero a través de un amigo y luego de su hermano, con el mensaje de que “estaba muy consternado por la situación que (Duarte) vivía” y que esperaba que le ayudara a resolver algo.

Dicho dinero, según el exgobernador, fue entregado como pago de extorsión a diversos funcionarios, entre ellos el entonces titular de la PGR, Arturo Elías Beltrán.

“Mi familia no vive en la opulencia”

Al ser cuestionado por Ciro Gómez Leyva sobre qué sabe de su familia, Javier Duarte afirmó que no viven en la opulencia como muchos creen.

“Mi familia vive de una forma muy precaria al grado de que la semana pasada mi hijo menor se rompió la clavícula y no tenían para el doctor (…) están allá por necesidad, por persecución política”, acotó.

Sobre su esposa Karime Macías detalla que la han tratado de inculpar con delitos que ella no podría cometer pues nunca fue funcionaria ni manejó recursos.

Duarte finalizó diciendo que entregó esta carta hasta ahora pues confía en la actual administración y en la autonomía de la Fiscalía encabezada por Alejandro Gertz Manero a quien solicitó constituir un Agente del Ministerio Público que tome su declaración.

Con información de Animal Político.

Seguiremos informando.

Compartir en Whatsapp