SLP

[VIDEO] Don Jacobo Payán Latuff, impulsor del desarrollo en SLP

* Empresarios potosinos y funcionarios políticos de alto nivel le rindieron homenaje por su larga y exitosa trayectoria

Cuando era niño, Jacobo Payan Latuff vivió en una vecindad en la calle Fausto Nieto, pero su empeño y audacia lo llevó a convertirse en un acaudalado hombre de negocios, famoso por emprender “locuras” como la construcción de un estadio de fútbol o un complejo de invernaderos que constituyen hoy, la base de la producción agrícola en el mundo.

El presidente de la CANIRAC en SLP, Eduardo Kasis Chevaile dirigió la ceremonia, donde también asistieron el gobernador, Ricardo Gallardo Cardona y el alcalde de la capital potosina, Enrique Galindo Ceballos.

Durante este homenaje, su hija aprovechó para dar una semblanza sobre la carrera empresarial de su padre, quien pasó de ser un niño pobre a construir todo un imperio financiero basado en el trabajo duro y las inversiones inteligentes. Aprovechó también para demostrar lo orgullosa que está de su padre y lo feliz que está de que sea reconocido entre todos los empresarios potosinos.

Don Jacobo fue un niño pobre, pero muy feliz, audaz, se convirtió en vendedor de vehículos hasta ser el mejor y luego se volvió emprendedor. Algunos le dicen el Rey Midas porque todo lo que toca, lo vuelve exitoso.

Este martes, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) le brindó un homenaje por su destacada labor en este ramo de la economía en la que ha creado lugares emblemáticos de leyenda como La Posada del Virrey y las Parroquias.

Don Jacobo entendió que diversificar inversión era lo suyo, así que se propuso comprar el Hotel Panorama, donde alguna vez estuvo una escuela a la que acudió cuando era niño y el Hotel San Francisco, antes Hotel Filher, para honrar a su esposa, doña Yolanda Espinosa, porque ahí celebraron su boda.

Hombre leal y amigo sincero, don Jacobo fue gran amigo de Alfonso Lastras, un abogado de gran trayectoria en las instituciones de justicia y en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

Cuando comenzó a construir el estadio de fútbol decidió que le pondría el nombre de su amigo Lastras y a la fecha lo sostiene, aunque ha tenido ofertas de bancos e instituciones.

Don Jacobo también ha incursionado en la política, fue presidente municipal de la capital allá por el 2003. Hizo en meses lo que muchos no lograron en años.

Es un genio emprendedor. En sus empresas da empleo a más de dos mil personas y todos los días emprende algo nuevo.

El homenaje que hoy le hizo la CANIRAC es más que merecido, lo que ha hecho por San Luis Potosí es grande e importante.

Payan Latuff es un potosino de gran espíritu y corazón, es un ejemplo de vida, de trabajo y prosperidad.

Seguiremos informando

Mostrar más
Botón volver arriba