SLPTitulares

Inmobiliarias envenenan ecosistema en comunidades de Mexquitic

Habitantes de diversas comunidades de Mexquitic de Carmona, sobre todo de San Marcos, denunciaron el gravísimo daño al ecosistema que se está generando con la operación de diversas inmobiliarias que, en contubernio con los Ayuntamientos de la capital y del propio Mexquitic, han construido diversos fraccionamientos en las cercanías del Río Calabacillas donde, sin el menor de los cuidados, han vertido todos los desechos de las viviendas ante la falta de sistemas de drenaje y plantas tratadoras.

El problema, detallan los afectados, tiene poco más de un año, cuando se percataron que los nuevos fraccionamientos estaban envenenando el río en el que arrojaban los desechos del drenaje improvisado con el que desfogan las viviendas, de modo que, al cauce del río llegaban heces fecales, aguas negras, solventes, sustancias tóxicas y una amplia variedad de líquidos corrosivos que comenzaron a destruir los alrededores de la corriente.

A manera de defensa, los vecinos han organizado diversas resistencias y han solicitado la intervención en repetidas ocasiones de las autoridades correspondientes; desde la PROFEPA hasta la SEGAM, tocando también las puertas de SEMARNAT y del Gobierno del Estado, sin embargo, en ninguna dependencia los han atendido por lo que, sospechan, es posible que exista cierto contubernio entre las autoridades y los desarrolladores.

Las víctimas señalan que, de manera tendenciosa, las autoridades capitalinas y de Mexquitic se han negado a actuar asegurando que el tema no les corresponde, sin embargo, aplican su discurso a conveniencia pues, refieren, cuando les representa un beneficio son los primeros en acudir.

Con la intención de disuadir a posibles clientes de las voraces inmobiliarias y con la finalidad de advertirles sobre el peligro que están adquiriendo con la compra de sus viviendas, en repetidas ocasiones han colocado mantas advirtiéndoles de la situación, sin embargo, las amenazas, las agresiones y el hostigamiento por parte de los desarrolladores se ha vuelto común al grado de que, algunas veces, se han registrado connatos de violencia.

Seguiremos informando. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba