SLP

IMES y SEGE con mano dura en violencia de género: pide congreso

* Es fundamental que los padres, madres o tutores eliminen cualquier estereotipo y arraigo cultural de discriminación de género, manifiesta un diputado

El Congreso del Estado aprobó el Punto de Acuerdo que impulsó el diputado Cuauhtli Fernando Badillo Moreno para exhortar a la Secretaria de Educación del Gobierno del Estado (SEGE) y al Instituto de las Mujeres del Estado (IMES), para que dentro del ámbito de su competencia diseñen políticas públicas dirigidas a tutores, padres y madres de familia, sobre cómo educar con perspectiva de género a las y los menores con la finalidad de contribuir en la erradicación de la violencia de género y alcanzar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres.

El legislador explicó que, “lamentablemente las cifras de violencia de género van en aumento y no solo basta con la educación que reciben los niños en las aulas, también debe ser potenciada con la educación que obtengan en su hogar de tal manera que, los padres y madres deben de tener la oportunidad de participar en procesos educativos que les permita conocer alternativas a los viejos paradigmas de desigualdad de género”.

En el Punto de Acuerdo se establece que, es fundamental que los padres, madres o tutores eliminen cualquier estereotipo y arraigo cultural de discriminación de género que seguramente han practicado en momentos de su vida, la falta de información los ha llevado a asumirlo como normal, de ahí la necesidad y oportunidad de que el Estado aporte talleres, pláticas, cursos o cualquier otro medio que permita sensibilizarles e informales para que puedan desprenderse de esas creencias machistas arraigadas por múltiples generaciones.

Se puntualiza que,  la educación en materia de igualdad de género es clave para desaparecer la violencia de género. Socialmente se tiene asentado como sentido común que la enseñanza y aprendizajes primordiales tienen punto de partida en el seno de las familias.

Por ello, “si comenzamos a establecer la cultura de orientar y educar a nuestros hijos e hijas a reconocer la importancia de la igualdad sustantiva, que mujeres y hombres merecen los mismos tratos y derechos, así como repartir equilibradamente las tareas del hogar y no normalizar viejos patrones culturales que ponen a las mujeres en situaciones de desventaja, se podrá mejorar la calidad de vida de las mujeres en las próximos relevos generacionales”.

Seguiremos informando

Botón volver arriba