SLPTitulares

Al IMES no les salen las cuentas de feminicidios

Los titulares del IMES y la CEEAV, difieren en las estadísticas de muertes violentas de mujeres en el estado, con un margen de diferencia de hasta un 50 %; este miércoles coincidieron en Valles los titulares de ambas dependencias y fueron cuestionados, por separado, sobre los casos de feminicidios en el estado, lo preocupante fue ver la falta de conocimiento real de la problemática, dieron sus cifras, el primero mencionaba más de 50 muertes violentas de mujeres, la segunda funcionaria, respondió muy segura, que sus estadísticas eran aproximadamente 26, ambos decían que estos número eran en todo el estado.

Esta situación evidencia la falta de coordinación e información, en las dependencias involucradas en el combate, atención y prevención de la Violencia de Género y Feminicidios, la diferencia en los números es de casi un 50 %, esto puede derivar en una mala aplicación de estrategias, que permitan erradicar los casos de agresiones contra las mujeres.

El Titular de la Comisión Estatal Ejecutiva de Atención a Víctimas, Jorge Vega Arroyo, fue el primero en abordar el tema, dijo que en el estado cerraron el 2018, con un registro de 54 muertes violentas de mujeres, de los cuales 26 se consideran feminicidios, en lo que respecta a la zona huasteca registran 13 casos, siendo los municipios con mayor incidencia Tamazunchale, Matlapa, Tamasopo, Xilitla y Valles.

La mayoría de las muertes violentas son en las zonas urbanas, encontramos que el agresor es la persona más cercana a las mujeres, específicamente sus parejas sentimentales, en otros casos la privación de la vida tiene que ver con otras connotaciones, “El caso donde nosotros hemos documentado más es que, la privación de la vida es atreves  de lesiones por proyectiles de armas de fuego, segundo por armas cortantes o punzo cortantes,  el rango de mayor es entre 20 y 40 años” apuntó el funcionario.

La mayoría de los casos son en la zona urbana que en las zonas indígenas, no por cuestión cultural o de educación, sino porque un homicidio, feminicidio o muerte violenta, es más difícil de ocultar, cuando es feminicidio, la etapa primaria es la violencia de género, y no se denuncia, es importante que hagan este acto legal, para romper ese círculo de violencia, y poder dar buscar medidas de protección.

Horas más tarde, la titular del Instituto de las Mujeres en el Estado, Erika Velázquez, habló de diversos temas, pero sobresalió el tema de las estadísticas de violencia de género o muertes violentas, pues dijo que esta problemática no cede, donde sí coincidieron es en que los principales agresores de las mujeres son sus parejas sentimentales, de igual forma dijo que el principal motivo por el que no presentan su denuncia, es por el miedo de quedarse solas y no tener un apoyo para el sostén de sus familias.

“Mire los datos no son nada alentadores, hay que decirlo, lamentablemente en el país, el año anterior hubo mucha violencia en contra de las mujeres, incluso la peor de las violencia que es la feminicida, lamentablemente tuvo un incremento, hay datos del INEGI de que hace un año nos decían que había una ligera disminución, pero lo cierto es que la violencia sigue ahí, la seguimos viendo, la seguimos padeciendo… el año pasado se registraron alrededor de 25 feminicidios, según los datos de la Fiscalía, a diciembre, en los municipios con mayor población como San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez…” (sic).

La funcionaria señaló que el próximo lunes en la capital del estado, el Secretario General de Gobierno, Alejandro Leal Tobías, sostendrá una reunión, para revisar los avances en la implementación de los lineamientos de la Alerta de Violencia de Género, deberán estar las autoridades de los 6 municipios que tienen esta alerta, además de los titulares de Seguridad Pública, uno de los temas medulares serán los trabajos que se han hecho del Protocolo para la Actuación Policial en Materia de Violencia de Género, que presentó el IMES el año pasado.

La violencia de género va en ascenso, eso no está en duda, las nuevas generaciones de niños y jóvenes, están desarrollando los mismos patrones, al tener un fácil acceso a la violencia, sea por que la viven en casa, en la escuela, entre amigos, o por la facilidad con la que acceden a contenidos violentos a través de las redes sociales, en algún punto de las diversas estrategias que implementan los tres órdenes de gobierno, se rompe la cadena y pareciera que por más que intentan, no encuentran ese eslabón, además la falta de sanciones o penas más severas, también es algo que tienen a su favor quiénes ejercen cualquier tipo de conducta de agresión hacia las mujeres, hace falta un compromiso real de todos los sectores de la sociedad para contrarrestar “las estadísticas que no ceden”.

Botón volver arriba