vida sana (destacadas)VIDA SANA, SALUD Y SEXO

Humo provocado por incendios forestales causan graves daños a la salud

Al señalar que las altas concentraciones de humo pueden desencadenar una serie de molestias tales como el experimentar ardor en los ojos, goteo nasal, tos, flema, sibilancia y dificultad para respirar, la Secretaria de Salud en el Estado Doctora Mónica Liliana Rangel Martínez pidió a los potosinos extremar los cuidados a la salud de quienes habitan o confluyen en las zonas cercanas a los incendios forestales o al humo que se dispersa derivado de los mismos.

“Tenemos que mantener mayor vigilancia y cuidado en nuestros familiares que presentan enfermedades cardíacas y que pueden experimentar dolor en el pecho, palpitaciones, falta de aire y/o fatiga; también en las personas con enfermedades pulmonares quienes pueden no respirar tan profunda o vigorosamente como de costumbre y pueden experimentar síntomas como tos, flema, molestia en el pecho, sibilancia y dificultad para respirar”, detalló.

“Hay que tener presente que el humo de los incendios forestales está compuesto por una mezcla de gases y partículas pequeñas que son emanados por la combustión de la vegetación, los materiales de construcción y otros materiales orgánicos y que la mayor amenaza para la salud de nosotros o nuestras familias deriva de la exposición al humo lo que puede provocar una serie de problemas de salud, desde irritación en los ojos y goteo nasal hasta procesos irritativos severos en vías respiratorias bajas y en exposiciones prolongadas puede provocar enfermedades cardíacas o pulmonares crónicas”.

La también Directora de los Servicios de Salud en la entidad, señaló en caso de padecer asma u otra enfermedad pulmonar o cardiovascular, los pacientes deben tomar sus medicamentos y seguir el plan indicado para manejar sus problemas respiratorios según les haya sido indicado por el médico y si se presenta alguna situación irregular en su salud, acudir al médico para evitar que sus síntomas se agraven:

Deberemos evitar, -si es que vivimos o transitamos por las zonas con mayor densidad de humo-, el estar en contacto con el humo; siempre deberemos además atender las recomendaciones de las autoridades y prestar atención a los informes locales sobre la calidad del aire, y lo más recomendable es no realizar actividades al aire libre y solicitar apoyo a la autoridad de protección civil de su localidad si es que se presenta alguna situación irregular en particular”, destacó la funcionaria estatal.

“Si las concentraciones de humo son altas, no debemos encender fuego por ejemplo de velas, en hornos y en estufas; no deberemos pasar la aspiradora en casa porque esto mueve las partículas que ya hay en la vivienda; debemos evitar fumar tabaco o cualquier otro producto derivado del mismo, ya que esto aumentaría la contaminación del aire; y si la autoridad emite la recomendación de que permanezcan en sus hogares, deberán mantener el aire interior tan limpio como sea posible teniendo las puertas y las ventanas cerradas”.

Mónica Liliana Rangel Martínez finalizó señalando que en el caso de aquellas viviendas que tengan aire acondicionado, este podrá ser encendido siempre y cuando se cierre la entrada de aire del exterior y se mantenga el filtro limpio para evitar que el humo penetre y, -si no se cuenta con aire y el calor es intenso., se deberá solicitar apoyo a protección civil para refugiarse en otro lugar.

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba