El tiempo - Tutiempo.net
Jueves, 21 de Marzo del 2019

Huachicol tunero

Por: María Luisa Paulín

enero 9, 2019

Hace algún tiempo, en una mesa de empresarios gasolineros, en un restaurante ubicado en Himno Nacional, se quejaban de dos cosas: el Huachicoleo y los moches que había que darle a algunos delegados federales para que no les clausuraran las bombas en las estaciones de servicio, concretamente de PROFECO.

El manejo del huachicol provocó algunos encontronazos entre policías estatales y federales. Alcaldes huastecos comentaban con detalles la red que opera en la Huasteca y, como en la capital potosina, todo mundo tenía que reportarse con un federal cuyo apellido pronunciaban hasta con reverencia y que, decían, vivía por temporadas en Querétaro o en Puebla.

“Todos tenemos que entrarle” decían los empresarios, “si no compras huachicol, te levantan, te secuestran o te asaltan y para que no nos clausure la PROFECO, cada mes debemos darle una buena lana al delegado”.

Todos sabían y saben quiénes conforman la red huachicolera, todos saben quiénes compran el combustible robado y en la gran cadena de complicidades, nadie se atrevió en su momento a denunciar, aunque el tema se platicaba a voz en cuello.

Los implicados conocen con claridad el funcionamiento de la red que operaba sin restricción alguna, pero hoy les contaremos un episodio que ocurrió hace poco mas de tres años.

La entonces jefa de prensa de la delegación de la Policía Federal en San Luis Potosí, armó un chat de whats App para dar a conocer las actividades de la policía en las carreteras. En aquella ocasión, reportó el aseguramiento de dos pipas y añadió un criterio personal refiriendo que era una vergüenza saber que las pipas transportaban combustible robado y que eran propiedad del entonces diputado José Luis Romero Calzada, alias tekmol.

El jefe de la federal en ese momento era el hoy secretario de Seguridad, Jaime Pineda. Respaldado y cobijado por el Gobierno del Estado y algunos diputado, Romero Calzada,  se apersonó en las oficinas de Pineda para reclamar.

Lejos de presentar denuncia, le devolvieron las pipas sin mediar trámite, la vocera, reprendida por revelar la propiedad de las mismas, cerró el chat de prensa y al poco tiempo fue relevada del cargo.

En aquel entonces se supo que fue instrucción del coordinador general de la Policía Federa, Manellic Castilla Cravioto la instrucción de despedirla, pero la vocera, amiga personal de Enrique Galindo Ceballos, quien dejó en el cargo a Manelic, pudo negociar una salida digna, pero salida al fin.

Los empresarios gasolineros ofrecieron hace dos días una conferencia de prensa para asegurar que en San Luis Potosí no había huachicol porque aquí no se abastece a través de un ducto, sino vía ferrocarril. Tal vez quisieron curarse en salud, pero solo evidenciaron que viven un claro nerviosismo ante las investigaciones en marcha de todos aquellos implicados en el robo, compra y distribución de combustibles robados.

La estrategia del combate al huachicol es quizá lo mejor que pudo hacer de arranque el gobierno del Andrés Manuel López Obrador. Pero una gran iniciativa se ha convertido en su primer gran crisis porque los responsables de mantener el abasto no diseñaron un eficiente esquema de distribución y sus voceros no supieron comunicar tan loable acción.

PGR y Hacienda no tuvieron listos los expedientes para consignar ante el Poder Judicial a los responsables, dando con ello margen a que los implicados se escondan y en el caso del líder del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, señalado como el gran jefe de la mafia del huachicol, casi podemos asegurar que ya está fuera de México.

Guerra anunciada no mata soldado. Parece que aquí los asesores del presidente le han jugado chueco con una estrategia que daba oportunidad a los huachicoleros para poner pies en polvorosa. Y, si no hay detenidos, procesados y sentenciados, la lucha contra el huachicol, habrá sido, una guerra boba.

 

P.D.1.- Parece que Toño Costa ya se arregló con su antecesor en Tamazunchale. Cuentan que el edil convocó a una rueda de prensa a mediados de diciembre para dar a conocer las anomalías financieras y el saqueo que hizo de las arcas municipales Baldemar Orta, pero una llamada de Palacio de Gobierno frustró todo. Instalado en modo Navidad, Toño Costa olvidó que Edmundo Torrescano, alias “el pecas”, secretario privado del gobernador, operó como gato boca arriba en el CEEPAC y en el Tribunal Electoral para despojarlo del triunfo. Ya se va viendo la calidad política del arquitecto.

P.D.2.- En San Luis Potosí estamos estrenando jefes en la Policía Federal pero sirven para dos cosas. El mejor ejemplo es el accidente ocurrido la mañana del ocho de Enero en la carretera 57 a la altura del eje 140 en la capital potosina. El auto Jetta quedó partido a la mitad a media carretera, la delegación de la policía está a unos cuantos metros y tardaron más de 40 minutos en llegar. Juzgue usted.

P.D.3.- El alcalde Xavier Nava, cobardón, incapaz de dar la cara, ha ordenado a sus lacayos, beneficiados con contratos en el Ayuntamiento, que ataquen a los medios o periodistas que critican su fallida administración. Ternurines, ademas de corruptos, son torpes para usar las redes, por donde quiera dejan huella. Los vicios destruyen y no deja trabajar. Con la pena pero en códigosanluis.com somos como Vicente Fernandez (el que le entendió le entendió).

P.D.4.- El panista Carlos Rebolledo Sánchez se estrenó como delegado de PROFECO en diciembre pasado. No sabemos a qué santo se encomienda pero logra agarrar hueso sea con el PRI, con el PAN y ahora con MORENA. Ojalá que Dios toque su corazón y sea generoso con la pensión alimenticia que debe dar a sus hijos.

P.D.5.- Pos asegún los sabedores de todo, en la quincena dejan sus cargos en gobierno del Estado, el Secretario de Finanzas, José Luis Ugalde y el Oficial Mayor, Elías Pesina. El primero al parecer tiene una invitación para incorporarse a la Auditoría Superior de la Federación y el segundo para dirigir al PRI potosino. Daniel Pedroza sustituiría a Ugalde y Ada Andrade a Elías. Manuel Lozano que goza de las simpatías del Gober también es candidato a ocupar la Oficialía Mayor y Ramiro Robledo pasaría a la Secretaría del Trabajo para dejar la SCT a Fernando Chávez Mendez. Yo  como Santo Tomás: Hasta no ver, no creer.

P.D.6.- El que anda muy sin pendiente por la ciudad, a bordo de un camionetón GMC, sin placas, es el ex diputado Enrique Flores Flores, protagonista del mayor escándalo de corrupción de la pasada Legislatura. Nada le apura, nada le aflige, el pleito legal ya lo ganó a la Fiscalía y al grupo del dirigente de la organización Vía Alterna, Pablo Valladares.

Hasta la próxima.

Compartir en Whatsapp