México y el mundoMéxico y en el Mundo (destacadas)

Hong Kong incauta metanfetamina en conchas de caracol procedentes de México

Las conchas se encontraban aparentemente empacadas en sacos de maíz y frijol con el logotipo de Segalmex

Las Aduanas de Hong Kong llevaron a cabo la mayor incautación de metanfetamina cristalina hasta la fecha, al descubrirla escondida en un cargamento de conchas de caracol procedente de México. Las conchas se encontraban aparentemente empacadas en sacos de maíz y frijol con el logotipo de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), con la leyenda «Gobierno de México» y el escudo nacional.

Se estima que el valor de la metanfetamina incautada asciende a 640 millones de dólares de Hong Kong, equivalente a unos 81.8 millones de dólares estadounidenses. Según el superintendente Ip Kwok-leung, jefe del grupo de investigación de drogas en las Aduanas de la ciudad, se detuvo a cuatro personas en relación con las 1.1 toneladas de presunta metanfetamina aseguradas, también conocida como «Ice».

El Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales seleccionó para inspección un contenedor que había declarado llevar más de 600 bolsas rellenas de conchas de caracol después de llegar desde México el mes pasado. Tras someter la carga a rayos X, se detectaron materiales sospechosos, lo que llevó a los inspectores a registrar el interior del contenedor, donde se encontró metanfetamina en el interior de 104 de las bolsas.

El superintendente Ip Kwok-leung declaró: «La droga estaba camuflada en conchas de caracol recubiertas de cera y pintura. Cada pieza pesaba alrededor de 1 kilo, y cada bolsa contenía unas 10 piezas de sustancia ilegal disfrazada mezcladas con conchas auténticas».

Las autoridades creen que una parte del cargamento estaba destinada al consumo local, mientras que el resto podría haber tenido como objetivo países como Australia, Japón y Nueva Zelanda, donde los estupefacientes podrían comercializarse a un precio varias veces superior a su valor.

Seguiremos informando. 

Mostrar más
Botón volver arriba