El tiempo - Tutiempo.net
Viernes, 24 de Mayo del 2019

Homofobia en el Centro de las Artes: el caso de Leonardo

*Eloisa Sáenz, administradora del CEART rechaza y discrimina a la comunidad LGBT.
*Sin tomar en cuenta resultados y metas cumplidas, Leonardo fue denigrado laboralmente.

mayo 7, 2019

Por: Ana Dora

Leonardo es una persona que lleva más de quince años trabajando en pro de la cultura, se ha dedicado a la promoción y gestión de aquéllas expresiones tangibles e intangibles que forman nuestro vasto Patrimonio Cultural. Trabajando como encargado de Programas y Gestión Cultural en el Centro de las Artes de San Luis Potosí (CEART) y a pesar de los diversos cambios administrativos que se han suscitado en ese espacio, Leonardo ha conservado su lugar,  gracias a su continuo esfuerzo y compromiso por difundir el arte y la cultura de San Luis.

Después de que Cecilia Padrón Quijano dejara el CEART para integrarse a la administración municipal a finales del 2018, la entonces directora Laura Elena González, nombró a Leonaro en su lugar como Director de Divulgación Artística.

Sin embargo, cuando González Sánchez migró a un puesto federal en febrero del  2019 llegando como nuevo director del CEART, Eudoro Fonseca Yerena, se manifestó un hecho de notable discriminación, pues en el primer día de labores del funcionario, se removió del cargo a Leonardo, sin dar oportunidad de mostrar resultados de su trabajo y sin mayor explicación, fue “denigrado” a su anterior puesto, lo anterior   a pesar de que en el poco tiempo que estuvo como director de área los resultados de su labor fueron notables.

El motivo: Homofobia

Leonardo aparece en las lista de nómina como Virginia, él ha decidido ejercer su Derecho a la identidad de género*, expresando su personalidad hacia el resto de la gente. Desde que Leonardo hizo visible  su expresión de género,  la directora administrativa del CEART, Eloisa Sáenz  lo estigmatizó. Durante diversas actividades  en el CEART, Eloisa Sáenz, ejerció violencia basada en prejuicios y esteriotipos como rechazo e invisibilización. Más aún, ahora que Leonardo  ha modificado ligeramente su apariencia, vestimenta y voz, comienza a tener barba.

Pareciera que para la dirección administrativa del CEART  lo único que importa es la apariencia y el estatus social, pues hay antecedentes de discriminación en ese espacio cultural.

Este caso de homofobia, es paralelo a la lucha que la comunidad potosina LGBT  hace para que sean reconocidos sus derechos en el Congreso del Estado. Leonardo pretende que se reconozca su identidad de género desde el Código Familiar.

Decepcionado y humillado por la forma en que fue removido de la dirección de área y sin que la administradora Eloisa Sáenz diera una explicación clara, Leonardo no se detendrá hasta que sus derechos sean respetados y se reconozca su esfuerzo y labor en el acontecer cultural, mientras tanto tiene que tolerar  señalamientos por parte de la Dirección Administrativa del CEART.

Estaremos siguiendo este caso de lucha por el reconocimiento de los derechos humanos.

*Glosario del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.

Seguiremos informando…

 

 

Compartir en Whatsapp