SLPTitulares

Hacen homenaje a don Toño Esper, héroe de mil batallas

Convocados por Felipe Aurelio Torres, amigos y políticos de toda la vida honraron con un reconocimiento público a don Toño Esper Bujaidar por su trayectoria y buenas acciones a favor de San Luis Potosí.

A los 90 años de edad, don Toño Esper es un guerrero incansable, actualmente director de los Parques Tangamanga, trabaja de tiempo completo para lograr mantener lo que significa los pulmones más importantes de la capital potosina y ha sido, bajo su dirección, que se han creado áreas similares en Ciudad Valles, Rioverde y en Matehuala.

Rostros conocidos, a veces unidos y a veces distanciados, siempre por cuestiones políticas, pero en lo esencial, siempre amigos. Felipe Aurelio Torres, el anfitrión, organizó a los amigos Miguel Ángel Martínez Navarro, Alejandro Leal Tovías, actual diputado electo, Juan Ramiro Robledo, diputado federal electo y compañero de Legislatura de don Toño Esper allá por los 90’s, Federico Garza Herrera, el fiscal general del Estado. También estuvieron en el desayuno que, tenía que ser, al estilo huasteco. Bocoles, enchiladas, cecina, pan huasteco, café de Xilitla y salsas bien picosas fueron el menú.

Por fin llegó el modo solemne; don Toño Esper recibió un pergamino firmado por todos los asistentes que honraron la amistad del amigo, del político, del gran ser humano que es don Toño, también conocido como El Jefe Esper.

Luis Gerardo Torres, Amado Rubio, Ricardo Moreno, Nazareo Pineda, Fernando Treviño, El Tigre Mena, Alberto Ayala, Fabián Espinosa, Marco Sergio Arévalo, el eterno y fiel escudero de don Toño, el licenciado Eduardo Izar, Miguel Martínez Castro, entre otros, estuvieron presentes.

Historias y anécdotas

Durante el desayuno-homenaje, los amigos recordaron viejas historias, anécdotas y apuros que les hizo pasar la política, apuros y alegrías y casi siempre triunfos del otrora partizado el PRI.

Y cómo en todas las mesas políticas desde los últimos 30 años, el expresidente Carlos Salinas de Gortari apareció en la mesa. Contaron que, durante una gira de trabajo, un grupo de músicos le dijo al presidente que no era posible que tuvieran una escuela donde estaba un burdel.

Don Toño Esper le comentó a Salinas que todo se debía a que, por una balacera, los dueños del burdel se habían ido y, entonces, le buscó una utilidad al inmueble. Salinas le pidió que, al día siguiente, le llevara a conocer el lugar y, ante la sorpresa, a las 6:30 am, el presidente llegó a la escuela. Una gran multitud lo recibió y lo llevaron hasta los salones para que supiera cómo recibían clases. Salinas, al día siguiente, mandó un cheque para que construyeran una escuela que funciona hasta el día de hoy, siendo así como nació el himno Solidaridad, emblema de ese sexenio.

A don Toño también se le conoció como el alcalde de San Luis Potosí durante el gobierno de Horacio Sánchez Unzueta, donde fungió como secretario de Obras, tiempo en que se construyó el andador de la calle Zaragoza del Centro Histórico.

Con esta y otras anécdotas, los amigos de don Toño tuvieron un sábado memorable recordando viejos tiempos y consolidando, una vez más, su amistad.

Seguiremos informando. 

Botón volver arriba