Copie y pegue el código de AdSense entre las etiquetas de su sitio Coloque este código en todas las páginas de su sitio y Google mostrará automáticamente anuncios donde resulte más adecuado para usted
slider-home

50% de los hombres padecen alopecia en México. Aquí te decimos como tratarla

A lo largo del tiempo, el pelo ha sido considerado un atributo de belleza y salud, además de ser un componente fundamental de la identidad, la autoestima y la imagen de cualquier persona. Por lo que su ausencia puede causar problemas psicológicos serios en quien lo padece.

En el caso de México, cifras de la Fundación Mexicana para la Dermatología indican que hasta el 50% de hombres entre la tercera y cuarta década de la vida, padecen alopecia androgénetica. Dicha proporción aumenta hasta al 80% conforme avanza la edad, mientras que en mujeres la proporción es de 3 por cada 10.

La alopecia androgenética es la forma más frecuente de alopecia, mejor conocida como calvicie común y se debe a un proceso de debilitamiento y pérdida de cabello debido a   hormonas conocidas como andrógenos, que actúan de forma específica sobre ciertas áreas de la piel cabelluda.

Sin embargo, hay enfermedades sistémicas como el cáncer, lupus, anemia e incluso la COVID-19 que pueden precipitar la caída de cabello. En el caso de quienes han padecido la infección por SARS-CoV2, está alteración pueden presentarse hasta tres meses después del padecimiento respiratorio.

Las causas de la pérdida excesiva del pelo pueden ser muchas como el estrés, hábitos poco saludables o mala alimentación; sin embargo, la herencia genética sigue siendo la principal causante de esta enfermedad en un 80 a 90% de las personas.

Existen diversos tratamientos para este padecimiento, pero es indispensable acudir con un especialista para recibir una valoración médica adecuada y el tratamiento correspondiente. En ese sentido, actualmente se cuenta con excelentes alternativas de medicamentos de libre venta.

Hay que cuidar la rutina capilar utilizando los productos adecuados.  Para evitar agredir más el cabello que ya tiende a caerse por sí solo, es aconsejable recurrir a unos cuidados limpiadores suaves que respeten el cuero cabelludo. Una buena solución es invertir en un champú y un tratamiento para frenar la caída del cabello, como una loción anticaída. Es fácil de aplicar, en general no necesita aclarado, y ayuda a retrasar la caída del cabello. Lo más importante es elegir el tratamiento adecuado en función de su tipo de caída.

En el caso de la alopecia androgénica, el dermatólogo puede recetar un tratamiento basado en un medicamento contra la caída del cabello. Actualmente, existen dos: el Minoxidil y los medicamentos antiandrógenos como el Finasteride. Estos tratamientos locales suelen estabilizar la caída, pero no logran que el cabello vuelva a crecer. Los implantes capilares también son una solución para volver a lucir un cabello homogéneo y denso de forma duradera.

Seguiremos informando. 

Comentarios de Facebook

Botón volver arriba