ColumnasColumnas (destacadas)

Formas de obtener los beneficios de la meditación, sin meditar

En muchas ocasiones llegan personas a terapia que consideran que meditar es algo sumamente difícil y que por más que lo intentan no logran alcanzar el estado de atención plena y relajación que se busca al meditar, sin embargo, existen varias técnicas para conseguir los mismos beneficios de la meditación. 

Hoy en día encontrar un espacio para la meditación, liberar la mente, reconectar con uno mismo y restablecer un buen equilibrio emocional se ha vuelto una tarea difícil, ya que no tenemos el tiempo suficiente, estamos ocupados en mil cosas y cuando por fin conseguimos un momento para nosotros mismos, preferimos dedicarlo a una actividad divertida. 

Tal como explica Betsy Holmberg, psicóloga galardona y experta en autopercepción negativa y pensamiento excesivo, en un artículo publicado en Psychology today, la meditación ayuda al lóbulo frontal y desactiva la Red de Modos por Defecto (DMN), áreas cerebrales interconectadas que muestran mayor actividad cuando no estamos concentrados en lo que ocurre a nuestro alrededor y que producen pensamientos automáticos y autodirigidos, a este sistema cerebral se le conoce también como “monólogo interior” 

La meditación activa la red ejecutiva central (CEN), de la cual procede nuestra atención deliberada y focalizada, con el tiempo, la meditación reconfigura el cerebro, la CEN se fortalece, lo que facilita la inhibición del vagabundeo mental y la concentración en las cosas que importan, esto crea un sinfín de beneficios, desde la reducción de las emociones negativas, hasta la mejora de las relaciones interpersonales.  

Pero si la práctica de la meditación nos trae tantos beneficios, ¿qué podemos hacer si no contamos con el tiempo y la facilidad de meditar? Pues he aquí tres soluciones sugeridas por Betsy Holmberg para obtener los beneficios de la meditación sin meditar.  

Simplifica tus actividades diarias
El 43% del tiempo realizamos actividades cotidianas mientras pensamos en otra cosa, cuando realices tus acciones cotidianas, silencia activamente tu monologo interno, dirigiendo tu atención a otra parte, concéntrate en las sensaciones que tienes en tu cuerpo, la temperatura del exterior, el color del cielo, etc. Esto es una forma de realizar meditación sin meditar. 

Concéntrate en lo que tienes delante
Con demasiada frecuencia escuchamos a medias a las personas que nos rodean, les oímos, pero también escuchamos nuestro propio monologo interior, así que cuando hables con alguien, haz un esfuerzo por permanecer mentalmente en silencio, concéntrate en ellos, esto activa tu atención sostenida y desactiva tu monologo interior, creando una interacción más satisfactoria.  

Déjate llevar por la corriente
Un estado mental de “flujo” es cuando nos encontramos tan concentrados en una actividad que nada más parece importar, esto desactiva el monologo interno, por eso, dedica tiempo a las actividades que te gustan, las que te hacen perder la noción del tiempo y el espacio, la concentración sostenida es uno de los efectos que tiene la meditación y practicarla con las actividades que más te gustan traerá grandes beneficios. 

La meditación es una fuerte herramienta que nos ayuda a fortaleces la atención y generarnos estados de paz, afortunadamente es algo que se puede hacer tanto practicando yoga como en el supermercado mientras haces tus compras.  

Estefanía López Paulín 
Contacto: [email protected]
Número: 4881154435  

Mostrar más
Botón volver arriba