SLPTitulares

Fin a la huelga de la DAPA en Valles

El día de hoy,  jueves  3 de octubre de 2019, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de San Luis Potosí, notificó la resolución del Pleno de ese Órgano Colegiado, con motivo de la cual avala la decisión de la mayoría de los trabajadores de la DAPA, de dar por concluida la huelga que durante casi un año los afectó en lo personal, así como a sus familias y a la comunidad de Ciudad Valles, San Luis Potosí.

En su resolución, la Junta de Conciliación y Arbitraje reconoce el derecho de la mayoría de los trabajadores, sobre el capricho de los dirigentes sindicales. Sin duda es un precedente histórico, un triunfo jurídico y un claro mensaje de que jamás se volverá a permitir que, a través de chantajes y presiones, se menoscabe el patrimonio de la DAPA y se perjudique a sus trabajadores, beneficiando a los líderes sindicales.

Aunado a lo anterior, en días pasados el Juzgado Quinto de Distrito en Ciudad Valles, notificó la sentencia derivada del amparo 171/2019 en la que concede la protección de la Justicia Federal a la DAPA y anula la resolución de la Junta de Conciliación y Arbitraje que había calificado la huelga como legalmente existente.

Desde un principio se hicieron valer y se denunciaron las presiones que realizó el Sindicato en contra de los trabajadores para que votaran en favor de la huelga, así como las anomalías que existieron en la conformación del padrón de votantes, la emisión de las boletas y en la propia votación. Hoy, un Juzgado Federal, da la razón a la DAPA y le concede un amparo que anula la declaración de existencia de la huelga. Sin duda, también es un gran logro jurídico y un precedente que beneficia a la libertad de los trabajadores.

Sin duda los líderes sindicales que se ven afectados en lo personal, tratarán como es su costumbre, de restar importancia a estas resoluciones y desacreditar los logros, lo que es indudable es que, como se hizo desde un principio, la DAPA continuará luchando por preservar el orden, el respeto a la Ley y que se garanticen los derechos de sus trabajadores, por más incómodo que ello resulte para los líderes sindicales.

Botón volver arriba