SLPTitulares

Familiares de Pepe Méndez imploran justicia a tres años de su muerte

Hace tres años Pepe Méndez de 25 años acompañado de Hilda Karina de 22 cruzaba la avenida Chapultepec de San Luis Potosí cuando un auto los atropello privando de la vida al joven y dejando gravemente herida a la muchacha, el auto era conducido a exceso de velocidad por una mujer de nombre Rosaura Catalina que al parecer conducía en estado de ebriedad. Sus padres han vivido un calvario en busca de justicia para su hijo.

Aquella noche del 28 de febrero del 2016 Pepe Méndez hijo del arquitecto José Martín Méndez y de la señora Laura Méndez, vivían momentos de felicidad habían invitado a Hilda Karina a pasar un rato agradable en un establecimiento de Avenida Chapultepec conocido como La Chula llovía y hacía un poco de frío, así que decidieron regresar a casa sin imaginar  que al intentar cruzar la avenida un irresponsable conductora acabaría con la vida de él y dejaría gravemente herida a Hilda Karina entonces de 22 años que tres años después comienza a recuperar su vida.

La responsable Rosaura Catalina abandonó a sus víctimas y se refugio en una casa del barrio de Tequis donde la protegieron amigos y familiares, pero la presión social y de los medios de comunicación obligó a la policía a detenerla, pero no le practicaron examen médico y parece que a propósito integraron mal la averiguación de tal manera que la defensa pudiera conseguir en poco tiempo su libertad, en el expediente aparecen los nombres de diversos actores entre ellos la doctora Silvia Elena González Vega quien se justificó ante el juez diciendo que no le practicó un examen químico a Catalina porque no tenia herramientas para hacerlo.

Los muchos vicios en el proceso provocaron que por primera vez el Consejo de la Judicatura sancionará al juez Ildelfonso Gil y Gil y que fuera reemplazado del juicio por Francisco Rodríguez al entonces ProcuradurÍa hoy fiscalía la CEDH le hizo una recomendación por conductas anómalas del ministerio público Ernesto Solis a quien la Procuraduría decidió jubilarlo antes de sancionarlo.

Así han pasado tres años los padres de Pepe Méndez pidiendo justicia, suplicando, implorando, descubriendo los entre telones que impiden que la justicia sea pronta y expedita, se han enterado del reynado de la corrupción en todos los ámbitos incluido el de seguros Bancomer, pero siguen adelante incansables acompañados de su hija quien significa para ellos el motor mas importante de sus vidas.

En todos lados los han revictimizado pero no se rinden, gracias a ello han conseguido una orden de rehaprensión en contra de Rosaura Catalina quien parece haber desaparecido de la faz de la tierra desde hace cuatro meses la instrucción está en manos de la Fiscalía y de la policía ministerial a la que parece que no le urge cumplimentar la instrucción pero cuando se busca justicia para un hijo el amor de padres es más grande que cualquier obstáculo.

Botón volver arriba