GONIERNO DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSI
vida sana (destacadas)VIDA SANA, SALUD Y SEXO

Cómo las estaciones impactan nuestro cerebro

*La depresión invernal, conocida como Trastorno Afectivo Estacional (SAD)

A medida que el hemisferio norte supera los días más cortos del año, el invierno persiste y afecta más que solo nuestras emociones. Un estudio reciente, publicado en la revista Perspectives of Psychological Science, explora cómo las estaciones, desde el apetito sexual hasta la inteligencia y la actividad social, influyen en nuestros cerebros.

  1. Estado de Ánimo Invernal: La depresión invernal, conocida como Trastorno Afectivo Estacional (SAD), es reconocida globalmente. Investigaciones demuestran que la disminución de la luz diurna afecta el contenido emocional en plataformas como Twitter, donde se usan menos palabras positivas a medida que los días se acortan.Estrategias como la terapia de luz han sido propuestas, pero una investigación reciente sugiere que la actitud mental puede ser clave. Aquellos que aprecian la belleza invernal tienden a sobrellevar mejor el invierno.
  2. Memoria y Concentración Estacionales: Datos de estudios longitudinales indican que las evaluaciones cognitivas en invierno tienden a mostrar resultados ligeramente peores. Las causas pueden ser la influencia de estados depresivos o la deficiencia de vitamina D debido a la falta de exposición solar.
  3. Comportamiento Social y Temperatura: Según la teoría de la «termorregulación social», la baja temperatura debería incrementar la búsqueda de contacto social. Experimentos con bebidas frías y calientes respaldan esta teoría, mostrando que las bebidas frías predisponen a pensar en seres queridos.La elección de géneros cinematográficos también refleja esta tendencia; hay más preferencia por películas románticas en climas fríos.
  4. Actividad Sexual Estacional: Las búsquedas de contenido adulto en internet aumentan en la mitad del invierno y principios del verano, según estudios. Se especula que este comportamiento refleja un deseo de más contacto humano, con implicaciones en la incidencia de infecciones transmitidas sexualmente.

Cultivar una actitud positiva, reconocer la complejidad de estos ciclos y satisfacer las necesidades sociales puede contrarrestar la depresión invernal. Comprender la interacción entre biología y cultura arroja luz sobre los cambios estacionales en nuestro comportamiento.

Seguiremos informando.
Mostrar más
Botón volver arriba