ColumnasColumnas (destacadas)

Enrique, Sonia y Sebas

* Por María Luisa Paulín

Una encuesta y una versión de que Sonia Mendoza podría no ser la candidata definitiva del Partido Verde Ecologista de México a la presidencia municipal de la capital potosina, fue suficiente para remover las aguas en el universo político de la comarca del Potosí.

El que gana la capital, gana el Estado; solían decir los políticos de la vieja guardia, pero con el paso de los años y el surgimiento de nuevos grupos políticos, las cosas cambiaron. No obstante, es San Luis Potosí un municipio fundamental para la gobernanza.

Todos los gobernadores en su momento han querido tener el control del Ayuntamiento de la capital, pero eso suele ser difícil. Las rivalidades entre el alcalde capitalino y el gobernador es algo común en este San Luis de la Patria.

La relación entre Ricardo Gallardo y Enrique Galindo comenzó muy bien, pero todos los grupos de presión se han esforzado en confrontarlos. Es importante recordar que Gallardo y Galindo no fueron en su momento, candidatos de las oligarquías del potosí, eso les quitó importante capacidad de maniobra en decisiones políticas y económica en las que tradicionalmente estuvieron involucrados.

Enrique Galindo ha resistido a todo y ha construido una relación solida con el gobernador. Ha logrado sortear diferencias y obstáculos que en su momento le han puesto el secretario general, Lupe Torres y el de  la Secretaría de Desarrollo Social y Regional del Estado (SEDESORE), Nacho Segura, los hombres fuertes del Gallardato.

Galindo es un hombre experimentado y difícilmente se le puede engañar. Su manejo educado y prudente, su capacidad para resistir ataques, de frente y de espaldas, le ha permitido ganarse el respeto de sus adversarios sin refunfuños y críticas.

Enrique, va por la reelección, es un hecho. Sabe que no es fácil y que sus antecesores, Ricardo Gallardo Juárez y Xavier Nava Palacios, fracasaron en el intento. A algo se atiene Galindo que permanece en el sendero consciente de que es el enemigo a vencer.

Del lago del Partido Verde está Sonia Mendoza, ella y Galindo se conocen bien. Convivieron en México cuando Galindo era director de la Policía federal y se sabe que ambos son amigos cercanos al expresidente, Felipe Calderón y a su esposa, la excandidata presidencial, Margarita Zavala.

El destino los coloca ahora en posiciones diferentes. Los dos conocen con claridad sus activos, pero quizá no admiten sus negativos.

Como sea. Están en el tablero. Galindo sufrió pero amarró la candidatura por el frente “Fuerza y corazón por México” (PRIANPRD) y Sonia va por el verde, tendrá que convencer a MORENA de que la respalden y con el PT no se le ve problema.

Sonia enfrenta además un sentimiento verde, algunos liderazgos se sintieron desplazados, Sonia hace una labor de sana, sana pero es importante recordar que los gallardistas no son fáciles de convencer. Si a eso se agrega que hay fuertes rumores que aseguran que Sonia podría ser sustituida por un gallardista de cepa llegado el momento del registro, pues la historia se vuelve tenebrosa.

Sonia es una mujer que ha construido su propia marca política. Ciertamente, no trabajó la capital en busca de la candidatura y es de sobra conocida su habilidad para negociar y si sus adversarios se descuidan, se los come con gusto y hasta los saborea.

Sonia y Enrique saben a lo que van, pero hay un tercero que minimizan; Sebastián Pérez, candidato de Movimiento Ciudadano.

Si es listo, Sebastián podría enfocarse en ganar el voto de la gente de “Tequis para arriba”, que hasta hace algunos años, constituía el voto duro de los panistas tan extraviados hoy en día.

Pérez carga con la herencia maldita que le dejó su paso por el Ayuntamiento y algunos pecados que cometió Xavier Nava, pero representa a un sector que hoy por hoy no se siente representado en ninguno de los tres niveles de gobierno.

Un juego rudo entre Sonia y Galindo sería peligroso para ambos y abriría una puerta de oportunidad para Pérez que, está claro, está inmerso en el primer círculo de Movimiento Ciudadano, integrado por Dante Delgado; Jorge Álvarez Maynés, candidato presidencial; Samuel García, gobernador de Nuevo León; Mariana Rodríguez, candidata de MC a la presidencia municipal de Monterrey y Luis Donaldo Colosio Riojas, alcalde de la Sultana del Norte y candidato a Senador.

En política no hay enemigo pequeño. Si bien es cierto que Enrique y Sonia son fuertes, no deben ignorar que la confianza en exceso, es mala consejera.

Habrá que esperar los registros formales; mientras eso ocurre, todo es un supuesto pero la capital del Estado representa, en gran medida, una plataforma inmejorable para buscar la gubernatura en el 2027.

 

P.D.1.- El Partido Acción Nacional se desfonda en la huasteca, por muchos años Aquismón fue un gran bastión de votos. Hace tres años, la hoy dirigente, Verónica Rodríguez tuvo a bien vetar a Temo Balderas y ayudó a Vicente González a ser candidato. Temo se fue por el partido redes Sociales Progresistas y ganó arrolladoramente. Hoy Vicente se lleva a los liderazgos que le quedaban al blanquiazul en la región a MORENA, los otros, ya se habían ido al verde.

P.D.2.- La visita del presidente, Andrés Manuel López Obrador, a la huasteca potosina trae esperanza para algunos que aún tienen idea de ser candidatos de MORENA a las presidencias municipales de la región, donde Tanquián representa un centro de poder. El empresario Gerardo Sánchez anda repartiendo el futuro como si fueran palomitas.

P.D.3.- El rector de la UASLP, Alejandro Zermeño ha presentado formalmente un proyecto en busca de su reelección. Sus adversarios están haciendo guerra sucia, pero cobardemente se esconden en cuentas falsas en redes sociales. Veremos si sus opositores por una vez en sus vidas dejan sus estrategias porreriles que tanto daño le hicieron a la institución en el pasado.

P.D.4.- Vienen las vacaciones de Semana Santa y el Festival San Luis en Primavera. CódigoSanLuis.com les llevará puntualmente la crónica de todas las actividades de temporada.

Hasta la próxima

Mostrar más
Botón volver arriba