El tiempo - Tutiempo.net
Hoy es Viernes, 03 de Diciembre del 2021

¡En lo que no sabe!

* Por Ramón Durón Ruíz (†)

abril 28, 2021 por Redacción

Henry Graham Greene, sentencia: “El mejor olor, el del pan; el mejor sabor, el de la sal; el mejor amor, el de los niños” en México celebramos el Día del niño el 30 de abril, en Bélgica lo hacen el 14 de abril, en Brasil el 12 de octubre, en Chile el segundo domingo de agosto, en Rumania el 1 de junio.

Existen fechas y modos distintos para la celebración de un día tan importante en el calendario cívico, el viejo Filósofo de Güémez lo hace a su manera y aprovechando la fecha para hacer una reflexión en voz alta en torno al tema. Será porque en los niños encuentro una gran escuela de vida que me deja múltiples lecciones, entre otras:enry Graham Greene, sentencia: “El mejor olor, el del pan; el mejor sabor, el de la sal; el mejor amor, el de los niños” en México celebramos el Día del niño el 30 de abril, en Bélgica lo hacen el 14 de abril, en Brasil el 12 de octubre, en Chile el segundo domingo de agosto, en Rumania el 1 de junio.

  • A un niño no le faltan motivos para ser feliz, le sobran argumentos para estar alegre y sonreír.
  • Su mundo no se mueve en la angustia y los sinsabores de la prisa, sino en la magia que provee el amor.
  • Un niño no encuentra un sólo pretexto para el desánimo.
  • Un niño viven cada instante de su vida a plenitud, haciendo las mediocridades a un lado.
  • Un niño no avanza desacreditando a nadie, mucho menos apropiándose de méritos ajenos.
  • Un niño sabe reír de la vida y con la vida, reír de sus éxitos y sus errores.
  • Un niño hace que con su visión positiva de la vida, cada instante valga la pena.
  • Un niño sana con facilidad alquímica, porque su vida se fundamenta en el amor, en una autoestima elevada y un auto aceptación incondicional.
  • Un niño jamás desaprovecha oportunidad alguna para ser feliz.
  • Un niño experimenta a cada instante la envidiable sensación de una sonrisa, que lo convierte en un haz de luz en la tierra.
  • Un niño no engaña a nadie con emociones escondidas, trasluciendo una vida llena de autenticidad y congruencia.
  • Un niño no depende del status social o económico para gozar cada instante de la vida.
  • Un niño es sembrador neto de amigos.
  • Un niño con los juegos de vida que practica, es contagiador natural de felicidad.
  • Un niño –a pesar de su corta edad– es un gigante a quien le llegó la iluminación, porque vive una dimensión elevada, Dios utiliza a los niños como ejemplo para que sean una escuela que nos invita a vivir siguiendo sus enseñanzas y descubrir los cientos de milagros que la vida tiene especialmente para cada uno de nosotros.
  • A un niño no le falta nada para ser pleno, goza lo que es y como es, disfruta lo que tiene. Jamás sufre con problemas imaginarios.
  • Un niño, a pesar de miserias, penurias, hambres, abandonos, dolor, enfermedad, tiene la extraordinaria capacidad de ver la vida a través del cristal del optimismo.

Los niños pareciese que son ángeles, que en su alegría, sostienen una conversación secreta con Dios.

Lo del niño me recuerda cuando en la escuela de Güémez dos niños jugaban, uno le dice al otro:

–– A ver, baila el trompo.

–– No sabo –le contesta el otro.

–– No se dice no sabo –responde el primero–, se dice no sepo.

La maestra Ergasia que curiosamente escuchaba la conversación de los niños, les dice:

–– No se dice no sabo, ni no sepo.

–– Entonces, ¿cómo se dice, maestra? –preguntan los niños.

–– ¡No sé! –contesta amablemente la profesora.

A lo que los niños le dicen:

–– Entonces, porque se mete… ¡EN LO QUE NO SABE!

TWITTER:@filosofoguemez; INSTAGRAM:@FilosofoDeGuemezOficial; FACEBOOK :FilosofodeGüemez-Oficial

¡Esto te interesa!

¡Ya no me dejaste ni uno!

Por: El Filósofo de Güemez...

Sé feliz

Por El Filósofo de Güemez...

Abuelos

Por el Filósofo de Güemez...

¡Todo es relativo!

Por El Filósofo de Güemez...

¡Los puso tu amá!

Por: El filósofo de Güemez...

Principal causa del divorcio…

Por El Filósofo de Güemez...