México y el mundoMéxico y en el Mundo (destacadas)slider-home

En 2018, población de mariposa monarca aumentó 144%

La presencia de la mariposa monarca en bosques mexicanos de hibernación aumentó 144% en el periodo 2018-2019 respecto al año anterior, informaron autoridades ambientales. Con este crecimiento, el Grupo de Alto Nivel creado por Norteamérica para conservar la migración de la especie consiguió su meta establecida para 2020: seis hectáreas ocupadas por el insecto en Michoacán y el Estado de México.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) informaron este miércoles que las mariposas establecieron 14 colonias en el periodo actual de hibernación -que inició en diciembre pasado- en esas dos entidades, incluida una colonia completamente nueva en el ejido Ojo de Agua, del Nevado de Toluca.

Este aumento en la población de mariposa monarca en bosques mexicanos es el mayor registrado desde el periodo 2006-2007, cuando llegó hasta 6.8 hectáreas ocupadas; sin embargo, esta cifra aún es mucho menor que la del periodo 1996-97, cuando las mariposas ocuparon 18 hectáreas de bosque en México.

No obstante, el hallazgo de la nueva colonia en el Estado de México da esperanza al Comité Científico Trilateral -conformado por México, Estados Unidos y Canadá- de que puedan ser encontradas más colonias, lo que significaría que el lepidóptero está encontrando un mejor entorno para hibernar y su migración pueda recuperarse.

“Hemos solicitado apoyo de las comunidades y nuestros guardaparques de estar atentos y vigilantes a otras posibles colonias. Identificar una nueva no es fácil porque es un pequeño punto en un complejo forestal pero estamos entusiasmados de que en el futuro vayamos encontrando colonias nuevas”, dijo Andrew Rhodes, titular de la CONANP.

En conferencia conjunta, la Comisión, el Fondo y expertos de los tres países explicaron que la monarca por sí misma no se encuentra en peligro de extinción pero sí su proceso migratorio por Norteamérica, que se ha visto afectado por tres principales problemas: la tala ilegal de bosques, el uso de herbicidas que contaminan las zonas de hibernación y el cambio climático, que ha provocado heladas y granizadas inusuales en la zona.

Las autoridades ambientales, junto con organizaciones como el WWF y fondos privados como la Fundación Telmex, realizan desde 1993 el monitoreo con fines de conservación de la mariposa monarca, cuya presencia tuvo su punto más alto en el invierno de 1996, cayendo drásticamente al año siguiente.

La ocupación ha fluctuado y registró su punto más bajo en el periodo 2013-14, cuando llegó a 0.67 hectáreas de bosque habitadas. Fue entonces que se creó el grupo trilateral para recuperar la migración, fijando como meta seis hectáreas para el año 2020.

La meta se consiguió, explicaron los funcionarios, gracias al trabajo con las comunidades que habitan las zonas en las que hiberna la mariposa, a las que se les ha pagado incluso un salario por cuidar y conservar los bosques con recursos del Fondo Monarca, en el que aportan gobierno, organizaciones civiles y propietarios de tierras forestales. Con esos recursos también han impulsado otras actividades productivas en la zona para inhibir la tala ilegal.

“Los guardaparques son fundamentales para acompañar a las comunidades en el tránsito de buenas prácticas hacia la sustentabilidad: artesanías, mejor uso y aprovechamiento de los recursos naturales, turismo, capacitación de guías certificados, apalancamiento de recursos de otros lados”, puntualizó el comisionado.

Por su parte, el director general del WWF en México, Jorge Rickards explicó que el crecimiento de la población de monarcas se debe a que durante la primavera de 2018 las mariposas que regresaron a Texas encontraron un ambiente favorable y nació la primera generación de ejemplares estadounidenses, que a su vez repobló todos los sitios de reproducción en Norteamérica.

Advirtió que todavía no se puede hablar de una batalla ganada, ya que la tendencia de la ocupación, si bien es fluctuante, se ha mantenido a la baja. Indicó que se requiere mayor trabajo con las comunidades como el desarrollado el año pasado, y citó como ejemplos la respuesta de la ciudadanía estadounidense a un llamado para sembrar algodoncillos (la planta de la que se alimentan las larvas); o el establecimiento en México de jardines con flores para alimentar con néctar a las mariposas que les permita emprender su viaje.

Andrew Rhodes aseguró que la CONANP emprenderá planes de protección en la nueva colonia hallada en el Nevado de Toluca, “todas las colonias que se identifican dentro de áreas naturales protegidas nos llevan a definir sitios de importancia de la protección; lo que significa mayores rondines de vigilancia, trabajo de las comunidades locales, adquieren un nivel de prioridad más alto”, concluyó el funcionario.

Con información de Animal Político.

Seguiremos informando.

MUNICIPIO SOLEDAD GRACIANO SANCHEZ
Botón volver arriba