SLP

Elucubraciones: Secretarí(i)a de Salud, en la ignominia

Por El Gato Filósofo

Cinco días después de la tragedia por, al menos, 30 muertes por golpe de calor en Ciudad Valles, una funcionaria de segundo nivel de la Secretaría de Salud, de nombre Lucía Gabriela Rosales Ortuño, sale a dar explicaciones bobas, pretendiendo insultar la inteligencia de los potosinos y menospreciando la gran labor que hizo el personal de clínicas y hospitales de la Huasteca Potosina los días 9 y 10 de mayo, que fue cuando detonó el grave problema derivado de las altas temperaturas.

La funcionaria, cómodamente sentada en su oficina con aire acondicionado, pretendió explicar las razones por la que los decesos registrados como consecuencia de golpes de calor, no lo son porque para ella no reúnen los requisitos. Pretendió desacreditar las versiones de un paramédico que apareció en entrevistas en todos los medios de comunicación regionales, estatales y nacionales mientras la señora secretaria, Ymuri Vaca, y la improvisada vocera, seguro, estaban enchulándose para asistir a alguna comida en algún restaurante de lujo, porque sí, a la secretaria también le ha quedado grande el cargo. A Daniel Acosta también le quedó grande, pero esa es otra historia.

La señora Vaca no tiene idea de lo que se vive en la dependencia a su cargo, porque no es lo suyo. Lo suyo, lo suyo, es priorizar su cuidado personal, sus tratamientos de belleza, pero nunca la salud de los potosinos.

Tras el manejo de la crisis por altas temperaturas, la señora Vaca no da la cara. Que se jodan los que le pagan, para ella sólo existe el doctor Negrete, que es a quien sirve y obedece según sus propios colaboradores.

Si no hay medicamentos, materiales de curación o si no le pagan a médicos o enfermeras, a ella le vale un cacahuate; está claro que, desde que tomó el cargo, en noviembre del 2023, no ha sabido dar resultados.

Todo tiene un límite, sin embargo, y parece que lo ocurrido con el mal manejo de las muertes por golpe de calor la coloca en la cuerda floja. Si tuviera tantita vergüenza, se retiraría del cargo, pero la doctora Vaca se siente muy segura a pesar de que los malos resultados comienzan a pasarle una factura política al gallardato.

Cavilaciones: 

Primera: No soy Mhoni Vidente ni sé leer los astros, pero se los dije. Les dije que Manuelita dejaría la Presidencia del Poder Judicial para buscar ser fiscal general del Estado. Este lunes, la magistrada renunció a su cargo y reveló ella misma lo que ya el gobernador había adelantado; ella tomará las riendas de la Fiscalía. Ya nomás pasará por el Congreso para cumplir con el protocolo.

Segunda: Hace unos días, se celebró el debate entre los candidatos a la Presidencia Municipal de Rioverde y el evento casi terminó en golpes. Luego de que se sacaran sus trapitos al sol, Arnulfo Urbiola, el candidato reeleccionista del Verde, quiso hacerle un desplante a la gente del CEEPAC cuando le pidieron una foto. «Yo no me tomo fotos con pendejos» dijo en relación a sus adversarios políticos que lo habían tundido. El chisme está bueno, pero es muy largo. El caso es que, al final, casi llegaron a los golpes y hasta fuertes amenazas se dejaron sentir. Dios nos libre ¡Miau!

Tercera: Alguien tiene que prestar atención a lo que pasa en la carretera de cuota Rioverde-Valles. La maña la tiene bien controlada, tanto que monta bloqueos a conveniencia, a cualquier hora y sin que nadie les diga nada. Hay un riesgo grande si no se toman cartas en el asunto.

Mostrar más
Botón volver arriba