SLP

Elucubraciones: Regresa el combo

Por El Gato Filósofo

Tras la visita de Xóchitl Gálvez a San Luis Potosí, quedaron al descubierto varias cosas, entre ellas, la reconciliación entre el alcalde capitalino, Enrique Galindo Ceballos, y el excandidato perdedor a la gubernatura, Octavio Pedroza Gaitán, ambos perfiles abanderados del PRI, PAN y PRD en las elecciones de 2021.

La derrota que sufrió Octavio Pedroza lo llevó a distanciarse de su amigo Enrique, porque no podía soportar verlo en el poder, pero en política no hay nada que no pueda resolverse con una buena oferta de futuro.

Octavio y Galindo se posicionaron como «el combo» en la campaña del 2021, porque sus publicistas creyeron que podían llegar al voto joven, así que hicieron una serie de videos en los que, en conjunto, solucionaban problemas de la gente común, aunque en el fondo, el mensaje era otro. Por ejemplo, en un video ayudan a una pareja a desatascar un auto viejo atorado en un lodazal.

En otro video, los ahora exmejores amigos llegan a un restaurante de comida rápida en el momento en que un joven duda sobre su pedido: La chica que atiende con un uniforme tipo McDonald’s le dice: No pidas pollo, está echado a perder (en referencia al hoy gobernador, Ricardo Gallardo). Justo en ese momento, aparece Octavio Pedroza y le aconseja: «Llévate el combo, te conviene». Galindo le secunda y le insiste: «llévate el combo». ¡Dele el combo! remata Pedroza y refuerza Galindo: «Dele las papas grandes también». «Tú y yo somos un combo» le dice Octavio a Enrique y este responde: «que no quepa duda». Para cerrar el video, ya en su auto, Octavio pregunta: Si somos un combo, ¿Quién es la hamburguesa? Galindo ataja: Yo soy el refresco; «entonces yo soy las papas fritas».

Pegó el spot publicitario al grado de que todo el mundo hablaba de ese famoso combo, del equipo que se había armado, pero, en la realidad, mientras Galindo crecía, la campaña de Octavio iba en picada y eso los distanció. Los resultados electorales llevaron a Galindo a la alcaldía con proyección de futuro y a Octavio a la banca.

Galindo ha aguantado todas las críticas de su exmejor amigo y ha entendido que, pese a los exabruptos de Octavio, se necesitan para el reto del 2024, aunque sus partidos son poco menos que guiñapos.

El combo vuelve, pero nunca segundas partes fueron mejores, el pronóstico electoral no es alentador porque las papas fritas pueden contaminar al refresco.

Cavilaciones: 

Primera: La desbandada en el PRI está a todo lo que da, tanto que ya es cuestión de tiempo para que sólo quede Sara Rocha, quien sigue minimizando el pantano en el que ha hundido al partido. Los estadistas dicen que, por sus condiciones, hasta corre el riesgo de perder el registro en 2024.

Segunda: Los potosinos volvieron a dar muestra de la enorme fe y devoción que le tienen a la Virgen de Guadalupe. Miles de personas acudieron al Santuario para agradecer, pedir un favor o simplemente para felicitar a la Morenita del Tepeyac en su día. Ni el frío ni la lluvia ni nada los detuvo.

Tercer: Hay un exsecretario de Turismo bajo la lupa por los terrenos del Aeropuerto de Tamuín. Dicen que hizo tremendo negocio y que ya le están armando el expediente para llamarlo a rendir cuentas.

Mostrar más
Botón volver arriba