El tiempo - Tutiempo.net
Miercoles, 23 de Enero del 2019

El viaje más caro de Peña Nieto

Por Elizabeth Romero del IESEG

diciembre 2, 2018

Estamos concluyendo un sexenio presidencial más en el país, donde el derroche y los excesos fueron la característica principal de los ocho miembros de la familia desde su llegada a la Residencia Oficial de Los Pinos, misma que se convirtió en escenario de grandes fiestas y celebraciones, una vida de lujos extremos, sirvientes a su disposición las 24 horas del día y viajes en todo su confort hasta para los amigos y familiares. Podríamos mencionar varios viajes con detalles al respecto pero la visita oficial que hizo por tres días a Reino Unido en marzo de 2015 fue el más elevado. El servicio de catering VIP fue ofrecido por la empresa reconocida a nivel mundial llamada Royal Blue, la cual tiene sede en diferentes países y se dedica a la creación de deliciosos menús con estilo gourmet mismos que se sirven durante el viaje.

Ese viaje se facturó por la cantidad de 91,854 dólares, por el servicio brindado únicamente a 42 personas sin tomar en cuenta a la tripulación, miembros del Estado Mayor Presidencial, empleados, fotógrafos y reporteros, quienes tuvieron que pagar sus propios gastos. Lo que se consumió en el avión presidencial, fue lo siguiente: 40 órdenes de ensaladas, 20 órdenes de carne roja, 25 de pollo, 20 de pescados y mariscos, 8 de arroz, 3 charolas de tortas, 4 de chiles toreados, 2 charolas de queso, 1 de sándwiches surtidos y otra de no surtidos, 20 órdenes de postre, seis de pasteles, 1 rosca de chocolate, 1 canasta con frutas, surtido de aceitunas, nueces, papas fritas, cacahuates, ate, avena, variedad de barras de cereal, chocolates, 56 botellas de vinos y licores, 75 de agua mineral, 18 de agua quina, 8 paquetes de agua embotellada, 7 de refresco de cola, 2 de bebidas energéticas, 5 cajas de sabores de té, 2 de té verde, pastillas para refrescar el aliento y hasta gomas de mascar; la vajilla, la cristalería, el plaqué y la mantelería fueron comprados por separado.

Si esto fue por un viaje de solo tres días, ¿de cuánto fue el costo diario por alimentación de la familia presidencial? Bueno, nos lo podemos imaginar, porque esta información  siempre se negaron a proporcionarla argumentando que no era posible calcular el costo específico, pues todos los gastos relacionados con ello estuvieron en una partida presupuestal general por lo que no se podía saber específicamente. Enrique Peña Nieto tiene preferencia por el bacalao, los pambazos, los sándwiches y el helado de mamey pero lo cierto es que el pato y el salmón siempre estuvieron presentes en su mesa.

Excesivo para unos o normal para otros, lo triste de la realidad es que mientras él, su familia y amigos disfrutaban de comer lo mejor, la pobreza y la desnutrición en el país ganaban terreno. Esperemos que el nuevo presidente que hoy toma el cargo, no caiga en los mismos excesos y se siga caracterizando por esa sencillez hasta en la comida y lo más importante, que los índices de lo arriba mencionado, disminuyan considerablemente.

¡Buen fin de semana!

Compartir en Whatsapp