El tiempo - Tutiempo.net
Hoy es Miercoles, 01 de Diciembre del 2021

El Ranchito fifí

Por: María Luisa Paulín

mayo 13, 2020 por Redacción
Rancho fifí

Hace algunas entregas les platicamos que esperaran noticias de un negocio que andaban haciendo los neo fifís en el poder municipal pastoreados por el presidente Xavier Nava. Era imposible ocultar un rachito como el del notario Bernardo González Courtade, «El sumidero», y el proyecto que desarrollan ahí los primos Oscar Valle Portilla y Rodrigo Portilla así como Ricardo García Rojas (los tres funcionarios del gobierno capitalino y en claro conflicto de interés) y, obviamente, el jefe público del grupo, el alcalde Nava Palacios, en una trama de corrupción que se ha dado en llamar: El ranchito fifí.

Conocedor de los mecanismos, el notario Bernardo González Courtade decidió prestarse a un juego de corrupción sin necesidad alguna, pues prácticamente, en el retiro, es un hombre millonario gracias a la fe publica que le regaló el Estado por un favor político de antaño, como a todos los notarios, todos.

Dicen que hay tres cosas que no se pueden ocultar en la vida, a saber: el dinero, el amor y lo pendejo (según los sabios del pueblo). San Luis Potosí todos nos conocemos y sabemos que ni Oscar Valle, director de Desarrollo Social, Rodrigo Portilla, Tesorero, ni Ricardo García Rojas tenían economías probadas para impulsar un proyecto como el que ya construyen en el rancho «El Sumidero», ubicado en la Sierra de Alvarez donde están invirtiendo inicialmente 50 millones de pesos.

En diversas ocasiones estos tres personajes han probado públicamente que no pueden ocultar ninguna de las tres cosas inocultables en la vida y, en ese afán, han arrastrado a un evidente caso de corrupción a Xavier Nava. Colocaron una pesada loza al proyecto de futuro del alcalde y dejaron fuera de los negocios al secretario general, Sebastián Perez, totalmente borrado del primer círculo.

A quienes creían que eran amigos de este trío y del notario González Courtade, les parece que el cerebro de la operación para construir el ranchito fifí fue del fedatario porque, como experto en el tema, quiso evadir el paso por el registro público de la propiedad y obviamente el pago de impuestos.

El rumor del ranchito fifí comenzó a correr a mediados de febrero. En Marzo, en códigosanluis.com iniciamos un monitoreo de cambios en las propiedades registradas de los implicados. Aparentemente no había movimientos. González Courtade se quemó por 10 hectáreas y ha enlodado su trayectoria de por si cuestionada por sus propios compañeros que por envidia y coraje reprochan que en gobierno le den los negocios grandes.

Jorge Saldaña, director del diario digital La Orquesta, consiguió mas datos de lo que ya es un escándalo en las mesas de connotados fedatarios, empresarios y ex amigos de los implicados en la comisión de diversos delitos que, de pronto, resultaron solventes para hacer negocios al mismo tiempo que son funcionarios de tiempo completo pagados por los potosinos.

Los cálculos de los mal pensados ex amigos de la mafia de Nava dicen que mínimo Oscar Valle, Ricardo García y Rodriga Portilla “se han mamado 30 millones cada uno” –lo dicen literal- en lo que llevan de la administración, libres de polvo y paja.

Ninguno de los tres, ni Nava mismo, pueden ocultar el saqueo que están haciendo de las arcas municipales porque son evidentes y porque siempre se puede rastrear la ruta del dinero, aunque tengas prestanombres, un despacho especializado en lavarles el dinero y un notario experto como don Bernardo.

El ranchito fifí está en construcción, la mafia de Nava ha querido garantizar su futuro económico porque el político lo tienen perdido. El fierro de traidores y corruptos lo traen a flor de piel. No tienen partido para competir y no querrán gastar lo que se han robado en la campaña.

En los círculos popis de San Luis (no son iguales a los fifí) tienen claro que los primos Valle resultaron mas voraces que nadie en la administración capitalina. Dicen que de Marco Antonio Uribe, director de Obras, ya se sabía que era tranza pero los neo fifí lo superan con creces y hasta son mas cochinos para hacer negocios.

Sea lo que sea, el único que ya perdió es el notario González Courtade porque a los fifís les queda un largo litigio por la comisión de diversos hechos con apariencia de delito y de nada les servirá ocultar sus declaraciones patrimoniales, mucho menos echar maromas jurídicas y fiscales para blanquear su corrupción. El dinero sucio es sucio aunque lo laven.

 

P.D.1.- Cero y van tres veces que hackean las cuentas del secretario de Finanzas, Daniel Pedroza, en redes sociales; la pregunta es. ¿quién lo quiere fastidiar?

P.D.2.- Cuentan que con los debidos cuidados, cuatro personajes de alta envergadura en el PAN, entre ellos una mujer, se reunieron hace días en el salón del hotel Conrad para tomar acuerdos de futuro y para fijar reglas del juego para el 2021. Hicieron a un lado las filias y fobias y decidieron ir juntos con un candidato a gobernador cien por ciento panista y dos de los que se mueven no pasaran: les dejo los nombres de tarea.

P.D.3.- En los alicaídos medios de comunicación del dirigente de Vía Alterna y del empresario Carlos Torres Rodríguez, dueño de Global Media, han comenzado una campaña en contra de la secretaria de Salud, Monica Rangel. Lo fifí no es sinónimo de inteligencia. Se trata de un caso de evidente misoginia y violencia política contra la funcionaria que ha dado a San Luis Potosí solo primeros lugares nacionales en atención a la salud cada año y cuya imagen ha crecido en los últimos meses. Puede que vean peligro de futuro y tienen razón.

P.D.4 Por lo que públicamente se ha dicho, el gobierno tendrá mucho que hacer para convencer a los diputados de que aprueben el endeudamiento por 700 millones de pesos. La Iglesia ha dicho que si se va a utilizar en el tema de salud !Adelante!. Tal vez al ejecutivo lo que le falta es darle su lugar y su importancia a cada quien. Los opinadores no votamos en el Poder Legislativo.

P.D.5.- Le mando un abrazo fuerte a mi amigo querido, don Jacobo Payan. Me enteré tarde de que tuvo un accidente. Doy gracias a Dios porque está sano y porque sigue siendo un señor chingón.

Hasta la próxima.