El tiempo - Tutiempo.net
Miercoles, 23 de Enero del 2019

El plástico, un peligro para los mares y la fauna

Por: Elizabeth Romero

noviembre 24, 2018

Como ya sabemos, nuestro planeta está cubierto de agua casi en un 75%, sin embargo la nula conciencia de los humanos ha generado un tema de bastante preocupación en los últimos años, y me refiero a los deshechos de plástico que llegan a los mares, océanos y ríos, sin pensar que estos son fuente de alimento, medicinas y movilidad entre otros beneficios. El planeta está rebasado por el volumen de desechos generados a diario, a estos recintos llega de todo: botellas, popotes, vasos, platos y cualquier tipo de producto desechable, mismos que son utilizados solo por unos instantes y su degradación es lenta.

Tras la invención de este material en el siglo XIX, se han desencadenado desafortunados sucesos ambientales, hasta los años 70,  era todavía manejable pero en nuestros días se ha salido de control. El plástico al ser uno de los principales materiales producidos a escala global, está poniendo en riesgo la biodiversidad. En 2017, el plástico encabezó el primer lugar en cuanto a objetos recogidos de las playas, según información de Ocean Conservancy. Al no poder distinguir entre alimento y basura, los animales ingieren grandes cantidades de plástico poniendo su vida en riesgo interviniendo negativamente en sus funciones digestivas, respiratorias y de movilidad, ejemplo de ello es el cachalote muerto en Indonesia el lunes pasado, al cual le encontraron dentro 115 vasos, 4 botellas, 25 bolsas, 2 sandalias, más de 1000 trozos de cuerda entre otros productos de plástico.

¿Sabes cuáles son los países que más basura generan en América Latina?

De acuerdo con un informe del Banco Mundial, México ocupa el primer lugar con 1.16 kilogramos al día de basura per cápita, el segundo lugar lo ocupa Chile con 1.15, Argentina con 1.14, República Dominicana con 1.08 y Brasil con 1.04. En cambio, los países que menos basura generan son: Guatemala con 0.47 kilos por día per cápita, le sigue Bolivia con 0.57, Honduras con 0.65, Cuba con 0.67 y Perú con 0.75.

Hay lugares donde el uso del plástico está prohibido, como es el caso de San Pedro La Laguna, un Municipio de Guatemala donde los pobladores usan servilleta de tela, canastas de paja y hojas de plástico para sustituir las bolsas de plástico. Una Ley consensuada con la población en 2016 prohíbe y multa el uso de este y de popotes, lo que ha dado como resultado que en menos de un año, haya una disminución del ochenta por ciento del uso de estos elementos. Taiwán ha comenzado a crear popotes de café, bambú y caña de azúcar los cuales se degradan en seis meses. México apenas empieza a tomar conciencia de ello pero nada claro hasta el momento, pocas son las empresas que están implementando programas de sustitución de plástico por papel o cartón y la SEMARNAT lanzó en el mes de mayo la campaña “Sin popote está bien”, la cual exhorta en algunos establecimientos de alimentos y bebidas a evitar el uso de estos; un joven emprendedor llamado Jesús Abraham Maya, creó hace meses el popotépetl para ayudar a reducir este impacto ambiental, el cual es un popote elaborado a base de alga y otros ingredientes que forman una sustancia similar a la grenetina, incluso es comestible o en su caso, tarda dos semanas en degradarse.

Las alumnas Amelia Farrés y Carolina Peña, del Departamento de Alimentos y Biotecnología de la UNAM, crearon un método que degrada el plástico en quince días a través de un tipo de enzimas llamadas cutinasas. Otra propuesta, es la de Giselle Mendoza quien también ha logrado obtener un material derivado de cáscaras y bagazo de naranjas.

En 2016, se generaron 242 millones de toneladas de desechos de plástico, por ello, en el Foro Económico Mundial que se lleva a cabo cada año en Davos Suiza, cuarenta grandes empresas, pidieron tomar acciones innovadoras para luchar contra la contaminación de los océanos e impedir que para el año 2050 haya más residuos que peces.

El reto mayor, no es limpiar las aguas marinas sino evitar el uso de plásticos desechables para que no lleguen a los océanos, hoy en día, son trece millones de toneladas al año que llegan ahí y solo con acciones como reutilizar y reciclar contribuiremos a tener un mejor planeta.

¿Y tú, qué estás haciendo al respecto?

Compartir en Whatsapp