Ciencia y Educación (destacadas)

Distribuir bien el tiempo eleva los niveles de felicidad

*No se trata de la cantidad, sino de la calidad del tiempo libre.

Vivir en la sociedad moderna a menudo implica la búsqueda constante de más tiempo libre, considerado por muchos como un anhelo fundamental. Sin embargo, un estudio conjunto de la Universidad de Pensilvania y la Universidad de California, basado en datos de más de 35,000 estadounidenses, ha arrojado luz sobre la compleja relación entre el tiempo libre y el bienestar subjetivo.

Según los resultados publicados en el Journal of Personality and Social Psychology, tener más tiempo libre está vinculado a mayores niveles de bienestar subjetivo, pero solo hasta cierto punto. La investigación mostró que, si bien tener poco tiempo libre se asocia con un menor bienestar debido al estrés, tener demasiado tiempo libre no siempre se traduce en mayor felicidad.

Los participantes que tenían hasta dos horas libres al día informaron sentirse mejor que aquellos con menos tiempo libre. Sorprendentemente, las personas que tenían cinco horas o más de tiempo libre al día expresaron sentirse incluso peor. En última instancia, los expertos sugieren que un promedio de dos o tres horas diarias de tiempo libre puede ser la cantidad ideal para satisfacer las necesidades individuales.

Marissa Sharif, experta en marketing de la Wharton School de la Universidad de Pensilvania y autora principal del estudio, destacó: «La mayoría de la gente tiene muy poco tiempo libre, pero demasiado tiempo libre no siempre es mejor». Demasiado tiempo libre puede asociarse con una menor sensación de bienestar subjetivo debido a la falta de productividad, según los investigadores.

La productividad durante el tiempo libre emergió como un factor crucial. Los investigadores enfatizaron que el efecto negativo de tener demasiado tiempo libre se puede mitigar cuando las personas emplean ese tiempo en actividades productivas. Dos o tres horas al día fueron identificadas como la cantidad ideal, pero la forma en que se utiliza ese tiempo es esencial.

En experimentos adicionales, se pidió a los participantes que imaginaran tener entre 3.5 y 7 horas libres al día y que consideraran actividades «productivas» y «no productivas». Los resultados indicaron que el bienestar se ve perjudicado solo si no se realiza alguna actividad de manera provechosa, independientemente del tiempo libre disponible.

En resumen, la relación entre el tiempo personal y la felicidad es compleja. No se trata simplemente de tener más tiempo, sino de cómo se utiliza ese tiempo. La productividad, la sensación de logro y la calidad del tiempo libre parecen ser factores clave para mantener o mejorar el bienestar subjetivo, incluso cuando se dispone de un exceso de tiempo para uno mismo. La conclusión es clara: no se trata de la cantidad, sino de la calidad del tiempo libre.

 

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba