SLPTitularesvida sana (destacadas)VIDA SANA, SALUD Y SEXO

Día del Abuelo, aún hay tiempo para ser feliz

El Instituto Geriátrico Dr. Nicolas Aguilar, más que ser un simple asilo de ancianos, es hogar de 93 adultos mayores que diariamente son atendidos por personal capacitado del lugar; sin embargo, este 28 de agosto es especial, pues en México se festeja a los abuelitos y esta fecha no pasa desapercibida para nadie en el lugar. Por años, el doctor Luis Antonio Chaires García se ha hecho cargo de este lugar y siempre ha tratado de que todos sus moradores se sientan a gusto, puedan convivir unos con otros, disfruten por completo de esta etapa de su vida, pero siempre cuidando de su salud y su bienestar.

Si bien, los abuelitos no festejaran la fecha el mero día, ya tienen planeado toda una celebración para este viernes. Entre todos votaron y la mayoría decidió que la comida ideal serían unos deliciosos tacos rojos, unas deliciosas aguas frescas y uno que otro gustito que puedan darse. Habra baile y convivencia entre ellos, las familias y todo el personal que los atiende, siempre de todo corazón.

Aunque la fiesta del viernes es especial para ellos, no es el único evento que tienen. La vida de estos abuelitos es todo menos aburrida. Cuando están en el Instituto pueden disfrutar de una tarde jugando domino entre amigos; y los jueves y domingos, disfrutan alguna película de sus tiempos; pero el resto del tiempo, se la viven paseando por los alrededores de la capital potosina, su Centro Histórico, varias haciendas y algunos de los municipios cercanos y, en algunas ocasiones, hasta la playa se van de excursión; en su próxima salida, visitarán la hermosa Huasteca potosina.

La vida de tranquilidad y comodidad que llevan los adultos en el Instituto Nicolas Aguilar, así como todos sus viajes, no sería posible sin el apoyo del DIF Estatal, a cargo de su presidenta Lorena Valle y su directora Cecilia González Gordoa, así como del secretario de Turismo de Gobierno del Estado, Arturo Esper Sulaiman; quienes proporcionan todas las facilidades. Empresas locales como Sanmy y fábricas de la zona industrial, constantemente llevan apoyos y realizan donaciones en beneficio de los abuelitos.

Sin embargo, la verdadera labor de cuidado la realiza la planta de más de 70 trabajadores del Instituto. Todo el día hay enfermeras y voluntarios que atienden en todas sus necesidades a los abuelitos; cuentan con dos turnos de médicos para cuidar su salud; además cumplen con sus tres comidas diarias, todas vigiladas por expertos nutriólogos. No obstante, sus capacidades y conocimientos no es lo único que tienen, para trabajar en este hogar se necesita calidez, simpatía, empatía y compasión, con una gran calidad humana.

Este Día del Abuelito, tanto en el Instituto Geriátrico Nicolas Aguilar, como en las casas donde vive algún adulto mayor, hay que festejar a estas personas que con su experiencia, conocimiento y virtud nos enseñan diariamente a ser mejor personas.

Seguiremos informando.

Botón volver arriba