El tiempo - Tutiempo.net
Domingo, 24 de Marzo del 2019

Día de los Santos Inocentes, de la Tragedia a las Bromas

Por Elizabeth Romero

diciembre 29, 2018
inocentes

Cada 28 de Diciembre celebramos el Día de los Santos Inocentes, temiendo ser el blanco de alguna broma por parte de nuestros amigos. Hay bromas de todo tipo y algunas parecen ser tan reales que terminas pensando por un momento que también son verdad. Esta tradición tiene un origen religioso, ya que el Nuevo Testamento nos explica que los hombres sabios conocidos como Reyes Magos a su llegada a Jerusalén, se presentaron ante el Rey Herodes para manifestarle que iban en busca del nuevo rey de los judíos que acababa de nacer, pero la desconfianza y el temor de Herodes de perder su marcado poder hizo pedirle a los Reyes Magos que fueran en busca de ese tan mencionado niño para proporcionarle información y acabar con él, estos al negarse con lo solicitado, Herodes envió a un grupo de soldados a Belén para matar a todos los niños menores de dos años. Desde entonces, la iglesia católica conmemora este triste acontecimiento en favor de aquellos inocentes que fueron asesinados el 28 de Diciembre, aunque de acuerdo a los datos bíblicos la fecha más precisa debió ser después del 6 de enero.

En la Edad Media, esta tradición tuvo una fusión con un rito pagano llamado la fiesta de los locos, llevada a cabo entre Navidad y Año Nuevo la cual consistía en hacer un reto a lo prohibido en el interior de las catedrales o iglesias, donde todos los personajes que constituían el bajo clero como sacerdotes, diáconos y monaguillos, eran los protagonistas principales teniendo como regla sacar a la luz todo lo opuesto: las mujeres se vestían de hombres y estos de mujeres, en lenguaje obsceno y vulgar se oficiaba la misa en latín, se hervían cosas malolientes contraponiéndose al incienso, el alcohol, la comida, los juegos de azahar y toda depravación se hacían en el altar, llegando al paroxismo.

Hoy en día, esta tradición se vive de manera diferente a su verdadero origen, caracterizándose por bromas de todo tipo, como el colocar sal en lugar de azúcar, atrasar o adelantar las manecillas del reloj, las llamadas anónimas, ruidos sospechosos, conversaciones de texto falsas, el embarazo inesperado o ya tratándose de algo masivo, la suspensión de algún servicio público, el fallecimiento de alguien, o el incremento en el precio de productos, al fin, noticias que serán desmentidas después de un rato. Ya lo dice la frase conocida por todos: Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día en nadie puedes confiar.

Este es el último fin de semana de 2018, por lo que quiero desearles un muy feliz año nuevo, muy en especial a todos los que me dedican unos minutos para leerme y compartir lo que escribo. Deseo de todo corazón, sea un excelente 2019 en todos los aspectos de su vida. Muchas bendiciones para todos y sean felices!

Compartir en Whatsapp