SLPTitulares

Causa sicosis desaparición y muerte de niñas y jovencitas

Sicosis, pánico, terror, horror, miedo y un cúmulo de sentimientos adversos ha generado la desaparición y muerte de jovencitas y mujeres en San Luis Potosí. El último caso, el de una joven de 16 años de edad de nombre Vero, fue violada y brutalmente golpeada hasta la muerte. La noticia conmocionó a los potosinos, lamentablemente no así a las autoridades.

A través de redes sociales, Facebook y chats de WhatsApp, padres de familia circularon la cruel noticia del feminicidio de Vero ocurrido en Soledad de Graciano Sánchez, además pidieron a todos los que tuvieran hijas e hijos pequeños o adolescentes, extremar precauciones, cuidarlos en todo momento, llevarlos a sus actividades y recogerlos, a fin de minimizar los riesgos a que la creciente inseguridad y la falta de acciones de las autoridades han hundido a San Luis Potosí.

Los padres de familia comenzaron redes de protección, pues reconocen que no pueden tener encerrados a sus hijos, pero pidieron estrechar la comunicación entre padres a fin de siempre mantener ubicados a los niños y adolescentes. A través de chats piden también coordinación para recoger a las jovencitas universitarias que toman clases por las noches, reconocen, con tristeza, que la policía no hará nada y que ellos deben tomar el control del cuidado de sus hijos.

En lo que va del 2019 los índices de criminalidad en San Luis Potosí se han incrementado considerablemente, el Gobierno Federal ha encendido las alarmas para territorio potosino; sin embargo, las corporaciones de seguridad potosinas parecen inmunes a lo que está pasando.

Desde principio de año en territorio potosino han desaparecido más de 100 mujeres, muchas de ellas jovencitas que presentan las mismas características: adolescentes, bonitas, cabello castaño, ojos alegres. Nadie hace nada al respecto.

Vero, violada y muerta a golpes

El lunes 27 de marzo estaba por concluir, fue un día difícil, muertos, ejecutados, asaltos, robos, accidentes, hasta cruel violencia contra un perro en Tamazunchale; sin embargo, todo se redujo a nada cuando al número de emergencia 911 se reportó el hallazgo de una jovencita de 16 años de edad sin vida en un domicilio de Soledad de Graciano Sánchez.

El cuerpo de Vero estaba tumbado sobre un piso de tierra, recargado en una pared mitad de ladrillo y mitad de adobe, había piedras a su alrededor y una pelota de beisbol. Encima le arrojaron algunas ropas, tal vez para tapar los golpes que tenía su cuerpo. Antes de morir fue violada y golpeada hasta la muerte.

El protocolo de feminicidio se activó y ya investigan, es todo lo que oficialmente se sabe.

feminicidio SGS

Paola, una muerte cruel y despiadada

Paola, de 20 años de edad, estudiante de la Universidad Politécnica, desapareció el 10 de marzo y su cuerpo fue encontrado el 17 de marzo, había sido decapitada.

El cuerpo de Paola fue encontrado en un camino de terracería que conduce a la comunidad de Peñasco, su cabeza estaba unos 50 metro adelante.

Sus compañeros de universidad intentaron unirse para exigir justicia para Paola, pero la Universidad Politécnica se los prohibió, sumando frustración al coraje e impotencia por la cruel muerte de la joven.

El protocolo de feminicidio se activó y ya investigan, es todo lo que oficialmente se sabe.

feminicidio

Nayet, no estaba desaparecida, estaba en el vapor

Entre los terribles casos de Paola y Vero ocurrió un suceso que debe ser tomado en cuenta, el reporte de desaparición de una chica de nombre Nayet en Lomas del Tec, en la capital potosina.

El viernes 22 de marzo por la mañana la familia de Nayet inició, por redes sociales, la búsqueda de la joven de 21 años de edad. Aseguraban que en la madrugada había salido de casa de su novio y después había desaparecido.

La noticia causó conmoción y, extrañamente y a diferencia de muchas otras jovencitas, incluyendo Paola, que desapareció el 10 de marzo y fue encontrada muerte 7 días después, la policía se activó. Todas las corporaciones policiacas comenzaron la búsqueda de Nayet. Incluso el jefe de la Policía Ministerial, José Guadalupe Castillo, en persona, dirigió el operativo de búsqueda.

Horas después de que la familia comenzó su búsqueda y pidió a medios de comunicación sumarse a su causa y publicar la pesquisa, Nayet apareció. Resulta que la joven andaba de parranda, y para curar la cruda se fue a meter al vapor del Depor.

Puede ser por la sicosis en que el ambiente de inseguridad nos ha sumergido, pero el pánico creado por la supuesta desaparición de Nayet es un claro ejemplo de la forma errónea en que se puede usar las redes sociales, los cibernautas cooperaron compartiendo la foto de la joven en espera de que fuera localizada, fue una mala jugada que estuviera reposando la cruda en el vapor.

Instituciones de seguridad que no cuidan ni procuran justicia

Los titulares de las dependencias de Seguridad de los tres niveles de gobierno, han demostrado incapacidad para los puestos que ocupan. El gobernador Juan Manuel Carreras ha demostrado ser un hombre al que no le gustan los cambios, cuando ha hecho movimientos en su gabinete es porque las circunstancias no le dejaron otra alternativa. En la Policía Municipal de San Luis, culpan al presidente Andrés Manuel López Obrador. En el Ayuntamiento de Soledad piden un voto de confianza para el recién llegado coronel Urban. Los delegados federales del área de seguridad ni sudan ni se abochornan. La Fiscalía es un ente independiente que en nada se quiere involucrar ante la crisis que afecta a todos los potosinos, menos a ellos.

A finales de noviembre de 2017, el general Arturo Gutiérrez, entonces secretario de Seguridad de San Luis Potosí, fue notificado, vía medios de comunicación, que su jefe, el gobernador Carreras, lo acababa de destituir, esto luego de dos años de nula estrategia de seguridad fallida. En su lugar pusieron a Jaime Pineda, hasta entonces comisionado de la Policía Federal en SLP, quien ni como policía federal ni como secretario de Seguridad ha podido dar buenos resultados.

Pineda es un hombre al que le gusta la socialité, le gusta acudir a todos los eventos públicos, fiestas y bacanales, pero en temas de inseguridad sólo tiene una frase “estamos trabajando”. Al igual que con su antecesor el general Gutiérrez, son cada vez más las voces que piden que se vaya, pero no parece tener ganas de hacerlo ni su jefe de correrlo.

El fiscal Federico Garza, que le quedan aún muchos años al frente de la Fiscalía, tampoco ha demostrado capacidad. La Fiscalía es una puerta giratoria en la que delincuentes de todos los tamaños entran para en seguida ser liberados por los jueces a falta de pruebas y una carpeta de investigación sólida que permita su encarcelamiento.

La Fiscalía es un ente autónomo que en nada se involucra con la crisis de inseguridad. La situación es tal que la ciudadanía ha matado a dos presuntos rateros ante la impotencia que les provoca que los rateros delinquen con toda la libertad que les da la falta de autoridad y el nuevo sistema de justicia penal.

El alcalde Xavier Nava ha culpado de todo a la federación. Asegura que San Luis Potosí no está exento de la criminalidad que afecta a todo el país. No toma en cuenta que su jefe policiaco Edgar Jiménez Arcadia, fue corrido de Guanajuato porque no dio el ancho y la criminalidad se disparó en el tiempo que estuvo al frente de la policía de ese municipio.

El alcalde de Soledad, Gilberto Hernández Villafuerte pide un voto de confianza para el recién llegado jefe policiaco, el coronel José Luis Urban Ocampo.

Los jueces del Poder Judicial también se han mantenido al margen. Aprovechando la falta de pericia de los ministerios públicos, de capacitación de todas las fuerzas policiacas y la habilidad de los abogados que defienden a los delincuentes, liberan a todo mundo alegando fallas al debido proceso y una carpeta de investigación con inconsistencias.

San Luis Potosí es tierra de nadie en la que la gente ha comenzado a organizarse para asegurar ellos mismos su seguridad ante la falta de autoridades.

San Luis Potosí es el claro ejemplo de un Estado fallido, de un Municipio fallido, de autoridades fallidas y de policías inservibles. Mientas algunos “grupos sociales” se indignan por la publicación fotografías en vez de exigir justicia para las víctimas.

Armando Oviedo, un vocero de aparador

Desde que nombraron a Armando Oviedo como vocero de Seguridad del Estado, no ha dado una. Hoy, ante la crisis de inseguridad y feminicidios salió a dar una rueda de prensa banquetera en la que no dijo nada nuevo. En lo que va de 2019 van 7 feminicidios más un homicidio doloso contra mujeres.

Aseguró que el gobernador dio instrucciones para que las muertes no queden impunes, olvidando que tanto la Fiscalía como el Poder Judicial son autónomos y no tendrían por qué acatar instrucciones del gobernador.

Defendió las estrategias de seguridad y aseguró, aunque todo mundo crea lo contrario, que cambian y se adaptan.

Por lo demás es un salario, el de él, que no se justifica.

Seguiremos informando.

Botón volver arriba