GONIERNO DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSI
Ciencia y Educación (destacadas)

Cambio de cultura, indispensable para erradicar la violencia en contra de las mujeres

La maestra Josefina Meza destacó que la violencia política que se ejerce sobre las mujeres en razón de género, fue la respuesta lógica para el sistema patriarcal de los partidos políticos

“Violencia política y libertad de expresión” fue el panel presentado durante la “Jornada de Feminismo y Derecho”, que se llevó a cabo el pasado jueves 9 de noviembre organizado por la Mtra. Claudia Espinosa Almaguer, como parte de las actividades de la XXIV Semana de Derecho y Criminología y que tuvo como sede la Facultad de Derecho “Abogado Ponciano Arriaga Leija”, de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP). M

En el Auditorio de la Facultad de Derecho “Abogado Ponciano Arriaga Leija”, se contó con la participación de Mar Grecia Oliva Guerrero, política y abogada; Andrea Arratibel, periodista independiente; Arcelia Reyes Rodríguez, fundadora del medio feminista La Costilla Rota y Josefina Meza Espinoza, presidenta de la Red Nacional de Mujeres Defensoras Por la Paridad en Todo. Fungiendo como moderadora Yolanda Pedroza Reyes, Magistrada Electoral del Estado de San Luis Potosí.

Sobre el tema a tratar, la maestra Josefina Meza destacó que la violencia política que se ejerce sobre las mujeres en razón de género, fue la respuesta lógica para el sistema patriarcal de los partidos políticos y a algunos sectores sociales, del arribo masivo de las mujeres a la política. “Y la respuesta fue la violencia machista; no tolerar el que tantas mujeres llegaran a los espacios a los que tenían derecho de ocupar y se entrecruza, esta violencia, con la libertad de expresión, justo en el ejercicio de los derechos políticos y electorales de las mujeres”, señaló.

Por su parte, Mar Grecia Oliva sostuvo que en los casos de violencia política contra las mujeres y la libertad de expresión, éstos se dan de manera cotidiana en donde en muchas ocasiones se demerita, con total impunidad, el trabajo de las mujeres por una condición física y no por su desempeño laboral. “Y que si revisamos a nuestros representantes varones, nos encontramos que no existen, no hay punto de comparación en cómo somos juzgadas las mujeres”, manifestó.

De igual manera, Andrea Arratibel, indicó que lo que se ha visto muy claro en redes sociales o plataformas es la evidente violencia política ejercida en todos los ámbitos. Mencionó que “todas y todos tenemos acceso a estas nuevas formas de comunicarnos, siendo los hombres quienes agreden más, por el anonimato de sus comentarios; y esto va, desde los grandes empresarios, dueños de medios, hasta la sociedad en general”.

Arcelia Reyes, expresó que el machismo que permea en la mayoría de los medios de comunicación, dado que el 80 por ciento de los dueños de medios son hombres, por lo que las dinámicas organizacionales y editoriales, siguen contribuyendo a perpetuar los estereotipos sexistas, “desprecian y subestiman a las mujeres en todas sus dimensiones, por lo que no podemos hablar de un acceso a una libertad sin violencia hacia las mujeres, sino promovemos legislación y mejores prácticas a favor de la igualdad y la justicia para nosotras”.

Asimismo, coincidieron en señalar que en la política cuando se quiere atacar a un hombre se ataca por sus acciones públicas, caso contrario de las mujeres políticas en donde el ataque siempre va hacia su esfera privada; su físico, su familia, su relaciones personales.

Refirieron también que al hablar de la igualdad hay un malentendido y que es utilizado cotidianamente para burlarse de las mujeres; cuando se toca el tema de igualdad no se refiere a una igualdad biológica o física; se habla de igualdad de derechos, igualdad de ocupar los mismos espacios, de tener los mismos sueldos, de ser escuchadas de la misma forma, esa es la igualdad a que se aspira.

Finalmente expresaron que lo que realmente se necesita para hablar de una igualdad, es el cambio de cultura, rechazando la violencia política en todas las formas, pero particularmente ésa que viene de tratar diferente a una persona de otra, solamente por ser mujer. “Si cambiamos la cultura, nos dará risa cambiar las leyes; donde hay amor sobran las leyes y paradójicamente, necesitamos leyes porque a este mundo le falta amor, respeto, reconocimiento y empatía”, concluyó Mar Grecia Oliva.

Cabe mencionar que este evento se efectuó en colaboración con la Internacional Feminista de Mujeres, L’Escola, A.C., La Costilla Rota, Fundación Carmen Sánchez MX, Corporación Mujer Denuncia y Muévete, y la Red Nacional de Mujeres Defensoras Por la Paridad en Todo.

Seguiremos informando. 

Mostrar más
Botón volver arriba