vida sana (destacadas)VIDA SANA, SALUD Y SEXO

¿Cada cuánto tiempo es saludable bañarse?

*Uno de los puntos críticos es la eliminación de la capa protectora natural de la piel debido a un exceso de lavado

La Academia de Dermatología y Venereología ha emitido recomendaciones respecto a la frecuencia de las duchas diarias, subrayando la importancia de moderar este hábito para preservar la salud de la piel. Aunque para muchas personas ducharse diariamente es una práctica común, los expertos sugieren que la piel puede perder hasta un 25% de su hidratación natural en cada lavado.

La doctora en medicina Stephanie S. Gardner enfatiza que no existe una respuesta única que se aplique a todos, y la frecuencia de las duchas depende en gran medida del estilo de vida de cada individuo. Actividades como trabajar al aire libre, hacer ejercicio intenso o exponerse al sol pueden requerir una mayor frecuencia de duchas para mantener la higiene.

La experta destaca que muchos médicos consideran suficiente una ducha diaria para la mayoría de las personas, y que más allá de esa frecuencia podría comenzar a causar problemas en la piel. Gardner también señala que factores como alergias o tipo de piel (grasa, seca, etc.) pueden influir en la frecuencia recomendada.

Uno de los puntos críticos es la eliminación de la capa protectora natural de la piel debido a un exceso de lavado. Gardner advierte que el uso excesivo de jabones fuertes y el frotamiento intenso durante las duchas pueden provocar sequedad, irritación y picor en la piel, lo que a su vez puede dar lugar a grietas que facilitan la entrada de gérmenes y alérgenos, desencadenando infecciones cutáneas o reacciones alérgicas.

Además, el sistema inmunológico también se beneficia de la exposición a gérmenes, incluidos los que viven en la piel. Ducharse demasiado a menudo puede impedir que el cuerpo produzca anticuerpos necesarios para protegerse contra estos gérmenes.

Mientras que la higiene es esencial, un equilibrio es crucial. Ducharse lo suficiente para mantenerse limpio, pero no tanto como para dañar la capa protectora natural de la piel, es la clave para una buena salud dermatológica. Además, la elección del tiempo y la temperatura de la ducha también juega un papel importante en el cuidado de la piel.

 

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba