Ciencia y Educación (destacadas)

¿Cuál es el origen del tradicional árbol navideño?

*Se establece que el árbol de Navidad moderno encuentra sus orígenes en regiones con extensos bosques

Con la llegada de la temporada navideña, el árbol decorado se convierte en un emblema distintivo de las festividades, reuniendo luces, adornos y coloridas cintas en hogares alrededor del mundo. Sin embargo, ¿cuál es el origen de esta icónica tradición?

Raíces paganas en Europa y las primeras apariciones del árbol Los árboles perennes, durante mucho tiempo, han sido símbolos fundamentales en las festividades paganas del solsticio de invierno, simbolizando la victoria de la vida y la luz sobre la muerte y la oscuridad.

Aunque se carece de un consenso sobre cuándo y dónde exactamente estas tradiciones se expandieron, se establece que el árbol de Navidad moderno encuentra sus orígenes en regiones con extensos bosques, particularmente en el norte de Europa.

Letonia y Estonia reclaman ser la cuna del primer árbol de Navidad, remontando sus relatos a festivales organizados por gremios mercantiles en el siglo XV. Sin embargo, historiadores cuestionan estas afirmaciones y su vinculación directa con las festividades navideñas.

El surgimiento en Alemania y su evolución cristiana Alemania emerge como posible lugar de origen del árbol de Navidad. Según la Enciclopedia Britannica, en el año 723, el misionero inglés San Bonifacio se encontró con paganos realizando un sacrificio en un roble dedicado al dios Thor. Al cortar el árbol con un hacha y no ser derribado por su dios, proclamó un árbol cercano de hoja perenne como su «árbol sagrado».

Estos árboles perennes pronto se integraron en los rituales cristianos. En la Edad Media, se crearon «árboles del paraíso», decorados con manzanas, como representación del Jardín del Edén. En el siglo XVI, Martín Lutero encendió velas (el antecedente de las luces eléctricas modernas) en un árbol, evolucionando así hacia el árbol de Navidad.

La difusión global y la era de los árboles artificiales Con la emigración, la tradición se expandió, especialmente en Inglaterra, donde el príncipe Alberto y la reina Victoria de Gran Bretaña popularizaron el árbol de Navidad. En 1848, una ilustración de su familia reunida alrededor de un árbol publicada en Illustrated London News impulsó su aceptación.

Sin embargo, su popularidad inicialmente enfrentó resistencia en Estados Unidos debido a sus raíces paganas. Con el tiempo, a fines del siglo XIX, se convirtió en una costumbre extendida a nivel global.

A medida que los árboles naturales impactaban negativamente los bosques, Alemania inició la fabricación de árboles artificiales en la década de 1880, comenzando con plumas de ganso y evolucionando hacia materiales como el plástico, transformando así la tradición navideña.

El árbol de Navidad, con su rica historia y evolución, sigue siendo un símbolo arraigado en la celebración de estas fechas, fusionando tradición y modernidad en los hogares alrededor del mundo.

 

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba