GONIERNO DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSI
vida sana (destacadas)VIDA SANA, SALUD Y SEXO

Crecen los casos de diabetes infantil en el mundo

*Cuidar la salud de los niños requiere atención y precaución, especialmente para reconocer posibles enfermedades

Es esencial comprender qué es la diabetes infantil y cómo identificarla a tiempo para un tratamiento adecuado. Cuidar la salud de los niños requiere atención y precaución, especialmente para reconocer posibles enfermedades, como la diabetes.

En primer lugar, es crucial entender que la diabetes mellitus tipo 1 es una afección crónica en la que el páncreas no produce la cantidad necesaria de insulina. La insulina, esencial para el organismo, debe reemplazarse mediante inyecciones o una bomba de insulina, según lo determine el especialista. Este tipo de diabetes puede manifestarse durante la adolescencia o en niños más pequeños, por lo que conocer los síntomas es fundamental.

En el caso de la diabetes tipo 1, una dieta inadecuada, que incluye el consumo excesivo de carne roja, alimentos procesados o bebidas azucaradas, entre otros, puede ser un factor desencadenante. En cuanto a la diabetes tipo 2, antecedentes familiares son un factor de riesgo significativo; las probabilidades aumentan si padres o hermanos tienen la enfermedad.

Después de comprender qué es la diabetes, es vital conocer las formas de reducir los riesgos en niños y adolescentes. Algunas recomendaciones incluyen:

  1. Mantener un peso adecuado.
  2. Practicar ejercicio y mantenerse activo.
  3. Consumir porciones adecuadas de alimentos nutritivos.
  4. Limitar el tiempo frente a pantallas de televisión, computadoras o celulares.

La presencia de glucosa elevada en la sangre puede manifestarse a través de la orina, que puede volverse más dulce en niños con diabetes. La hiperglucemia, indicada por la incapacidad del cuerpo para utilizar adecuadamente la glucosa como fuente de energía, puede requerir ajustes en el tratamiento.

Otros síntomas de la diabetes infantil incluyen:

  • Sed excesiva.
  • Micción frecuente.
  • Incremento del apetito.
  • Fatiga.
  • Problemas de visión borrosa.

 

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba