Copie y pegue el código de AdSense entre las etiquetas de su sitio Coloque este código en todas las páginas de su sitio y Google mostrará automáticamente anuncios donde resulte más adecuado para usted
ColumnasColumnas (destacadas)

Consejos de psicología para este regreso a clases

El inicio de clases presenciales se pone en tela de juicio, una vez más, pues el incremento de casos de la variante ómicron aumenta en muchos estados, y aunque quizá muchos ya se han mentalizado para otro semestre hibrido o en línea, es válido sentirse abrumado por la incertidumbre y el encierro, por eso, aquí algunos consejos de psicología para este regreso a clases.   

Recordemos que las exigencias de mantener un nivel, la preocupación por el contagio y la pérdida de algunas habilidades sociales, mantienen a los estudiantes con problemas de ansiedad, depresión y estrés, por esto mismo debemos de practicar más nuestra tolerancia y empatía por los estudiantes, pues exigir en tiempos de incertidumbre puede ser más perjudicial que de ayuda.  

Seamos amables, muchos siguen atravesando pérdidas y procesos de duelo muy dolorosos, además el encierro a todos nos ha quitado la práctica en las interacciones sociales, trata de ser comprensible y amable. 

Sé flexible contigo mismo o con tu hijo, evidentemente las clases en línea no son iguales a las presenciales, estábamos acostumbrados a distintos estímulos que favorecían la atención, la concentración y el proceso de aprendizaje, no te juzgues ni desesperes si te cuesta un poco más entender la información, pide que te resuelvan tus dudas y apóyate en tus maestros, compañeros e internet.   

Maestros, ustedes son un gran pilar en la educación de muchos estudiantes, y aunque pareciera que tienen el compromiso de mostrarse más serenos y fuertes ante algunas situaciones, también son humanos, y de igual manera se ven afectados a nivel emocional, físico y psicológico. 

Por eso es bueno adquirir una rutina de liberación del estrés, es decir, tomarse un momento para realizar actividades que nos traigan tranquilidad, puede ser leer, escuchar música, pintar, tomar una ducha con agua tibia, ver una película, etc. Lo más sano que podemos hacer es darnos un tiempo para liberarnos de toda esa tención y estrés acumulada a lo largo del día. 

Apóyense de su equipo de trabajo y de otros colegas maestros, la unión hace la fuerza, siempre es bueno sentirse apoyado, entendido y tener la oportunidad de ver otras posibilidades, seamos calma para quienes pasen por un mal momento y dense la oportunidad de reconocer y validar sus emociones para poder trabajarlas de la manera más oportuna.   

Ocupémonos diariamente en actividades que aporten a nuestra salud mental, las preocupaciones o abrumarse de pensamientos negativos, no nos generan más que malestares emocionales y físicos, no les pido caer en lo positivo extremo, pero sí que empecemos a ver otras perspectivas de las cuales podamos sacar una ventaja más sana de las situaciones de la vida, cuídense y usen su cubrebocas.  

 

 

Por: Estefanía López Paulín
Contacto: [email protected]
Número: 4881154435 

Comentarios de Facebook

Botón volver arriba