Uncategorized

Conoce la nueva forma de violencia en la pareja por redes sociales

El comienzo de las relaciones de pareja suele ser algo maravilloso. Aunque en ésta, la era digital, el amor se puede complicar con las redes sociales. ¿Qué sucede si tu pareja te oculta en Facebook o Instagram? ¿te sientes mal? ¿sientes que te están violentando? Según los expertos se trata de stashing.

Cuando estamos en una relación nos encontramos a nosotros mismos (según los libros de autoayuda, al menos), acompasamos nuestra sonrisa a la de nuestra nueva pareja y enseguida nos familiarizamos con cosas tales como la dopamina, las cenas para dos y los emojis y gifs que demuestran nuestro amor por teléfono.

El tiempo pasa, la comunión entre ambos se asienta y estabiliza, y todo fluye hacia la cordial presentación en sociedad de nuestro afín. Primero, normalmente, a amigos cercanos y colegas, luego, de forma más ceremonial a la familia. Esto es lo que se supone que debería pasar, según el flujo de lo normativo y de lo común en las relaciones. Pero en ocasiones pueden existir algunos problemas.

Por ejemplo, el stashing, una «tendencia» relativamente recién acuñada, pero que lleva con nosotros tanto como podemos imaginar. Según explica el conferencista y psicoterapeuta Mario Guerra a Martha Debayle, «es cuando una persona oculta deliberadamente su relación amorosa de su vida social, laboral, familiar y en las redes sociales.»

De hecho, la palabra stashing, acuñada por primera vez por la periodista Ellen Scott de Metro UK, significa literalmente «ocultar» en castellano.

Aunque no tuviéramos a mano la palabra exacta para referirnos a este tipo de castigo social, desprecio o maltrato psicológico, ya habíamos oído hablar de él seguramente en nuestro círculo, frivolizando a veces con el tema y considerándolo como parte de los gajes de «jugar en pareja».

Sin embargo, en la era de las redes sociales, no ser aceptado y difundido en el medio en el que tu pareja comparte todo lo importante, puede llegar a ser doloroso, acercándonos peligrosamente al punto de comprometer el estado de ánimo y salud mental de quien necesita este tipo de validación.

El problema se agrava con las redes sociales

Sí, extraños tiempos en los que si tu compañero no te pone consigo en su foto de perfil nos vemos afligidos y apesadumbrados. Es así, pero quien esté completamente libre de esa «ilusión» cuando está ciegamente enamorado y, a priori, correspondido, que tire la primera piedra.

Después de todo, como dijo la psicóloga Jo Hemmings al Daily Mail quien te hace stashing «podría ser alguien que no piensa en ti con una perspectiva a largo plazo», o incluso peor, «no piensa que eres lo suficientemente especial como para presentarte a su círculo de amigos.». Y eso, tengamos la autoestima que tengamos, como mínimo escuece.

El psicólogo especializado en sexo Fernando Villadangos cree que el asunto se debe a una cuestión de estatus social que puede rayar en la cosificación:

«Muchas personas tratan a otras como un producto de consumo.Igual que te gusta tener un brick de leche de repuesto hay personas que coleccionan relaciones sin comprometerse emocionalmente. Muestran interés y utilizan técnicas de seducción falsas para enganchar al otro y que nunca les falte cariño».

El stashing parece un término ambiguo. Incluso los expertos tienen problema para catalogar los casos reales, ya que no todos los individuos nos comportamos igual en una relación, ni en sociedad.

 

Mostrar más
Botón volver arriba