Ciencia y Educación (destacadas)

¿Cómo entender a mi mascota?

*Un perro que sostiene la mirada está tratando de comunicarse.

Tener un perro en tu vida no solo te brinda compañía, ¡también puede abrirte las puertas a un mundo de interacciones sorprendentes! Más allá de ser adorables compañeros peludos, estos animales poseen una inteligencia que a menudo supera nuestras expectativas. ¿Has sentido alguna vez que tu perro puede leer tu mente? ¡Te contamos más sobre este fascinante tema!

Los beneficios de tener un perro van más allá de la simple compañía. De acuerdo con un artículo del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, la presencia de un perro en tu vida puede ayudar a combatir el estrés, la soledad y mejorar tus habilidades sociales y tu estabilidad emocional. Pero, ¿cómo se comunican estos fieles amigos con nosotros?

Los perros tienen diversas formas de comunicarse con los humanos. Aquí te presentamos siete de las más comunes:

  1. Lenguaje corporal: Los perros expresan mucho a través de su cuerpo. Por ejemplo, una cola agitada generalmente significa felicidad, mientras que una cola entre las patas puede indicar miedo o incomodidad.
  2. Contacto visual: Un perro que sostiene la mirada está tratando de comunicarse. Puede indicar confianza, atención o incluso desafío, dependiendo del contexto.
  3. Ladridos y sonidos: Los ladridos pueden tener diferentes significados según su tono y frecuencia. Desde excitación hasta advertencia, los ladridos son una forma clave de comunicación.
  4. Señalando con el hocico: Los perros a menudo usan su hocico para señalar algo que les interesa o desean, como la dirección en un paseo.
  5. Posturas: La postura de un perro puede indicar sumisión o dominio, alertando sobre su estado de ánimo.
  6. Movimientos de las orejas: Las orejas de los perros son muy expresivas y pueden indicar interés o miedo.
  7. Empuje con el cuerpo o la nariz: Cuando un perro busca atención o quiere algo, puede empujarte con su cuerpo o nariz.

Los perros a menudo parecen anticipar nuestras necesidades antes de que las reconozcamos nosotros mismos. Observar su comportamiento puede ayudarte a entender si están tratando de protegerte o simplemente expresando su felicidad.

Un perro feliz suele tener un cuerpo relajado, una expresión facial abierta y buscará interacciones regulares contigo, como jugar o acurrucarse. Además, tendrá un nivel de actividad saludable y una actitud curiosa hacia su entorno.

 

Seguiremos informando.

Mostrar más
Botón volver arriba