Columnasvida sana (destacadas)

¿Cómo afrontar la pérdida de un ser querido?

Por Estefanía López

Afrontar la pérdida de un ser querido o el duelo puede ser uno de los desafíos más difíciles que muchos de nosotros enfrentamos. Especialmente, cuando perdemos a un cónyuge, hermano o padre/madre, nuestro dolor puede ser particularmente intenso. También cuando perdemos un sueño que ansiábamos o cuando deseamos ser madres, pero, no podemos.

La pérdida, es en realidad, una parte natural de la vida, pero aun así nos cuesta recuperarnos del shock y la confusión, lo que nos suele llevar a períodos prolongados de tristeza o depresión.  La tristeza generalmente disminuye en intensidad a medida que pasa el tiempo, pero el duelo es un proceso importante para superar estos sentimientos y trabajar la pérdida tu ser querido.

Todos reaccionamos de manera diferente a la muerte y empleamos mecanismos distintos para afrontar el dolor. La mayoría de las personas pueden recuperarse de la pérdida por sí mismas a través del paso del tiempo, siempre y cuando tengan apoyo social y hábitos saludables. Puede ser un proceso de meses o, incluso, un año. No hay un período de tiempo «normal» para que alguien supere el duelo.

Además, si tu relación con la persona fallecida fue difícil, probablemente, también sea más complicado el duelo. Tampoco esperes pasar necesariamente por las diferentes fases de duelo, tal y como tradicionalmente se ha dicho. Nuevas investigaciones sugieren que la mayoría de las personas no pasan por estas etapas como pasos progresivos.

Nadie está preparado para el dolor. La avalancha de sentimientos, pensamientos, ansiedades y angustias pueden sorprendernos. Sin embargo, el duelo puede ayudarnos a llevar a cabo determinadas tareas. El Dr. James Worden expone que el duelo es una tarea orientada a:

  • Aceptar la realidad de la pérdida.
  • Procesar el dolor de la pena.
  • Adaptarse a un mundo sin la persona fallecida.
  • Para encontrar una conexión duradera con la persona fallecida a la vez que nos embarcamos en una nueva vida.

La aceptación suele ser una de las primeras tareas en tu duelo. El Dr. James Worden dice que tenemos que enfrentarnos a la realidad de que la persona está muerta, que se fue y que no volverá.
Es en este punto en el que un funeral puede ser muy importante y ayudarnos, tradicionalmente, el cuerpo del difunto está presente en la sala y las personas que acuden al funeral pueden acercase y despedirse personalmente de la persona fallecida, el ver el cuerpo sin vida nos ayuda a aceptar la muerte de nuestro ser querido.

La aceptación de la muerte de una persona querida lleva su tiempo, no sucede de la noche a la mañana. Es común que tardemos un año o más en resolver los cambios emocionales y los cambios en nuestra vida que conlleva la muerte de un ser querido. Aceptar la pérdida de nuestro ser querido es lo que nos permite volver a vivir plenamente.

A veces parece que tu duelo nunca terminará. Sientes que darías cualquier cosa para que el dolor desaparezca y para que las largas y solitarias horas pasen sin dolor.
Los psicólogos están capacitados para ayudar a las personas a manejar mejor el miedo, la culpa o la ansiedad que pueden asociarse con la muerte de un ser querido. Si necesitas ayuda para lidiar con tu dolor o manejar una pérdida, mi consejo es que consultes con un psicólogo.

 

Estefanía López Paulín
Contacto: [email protected]
Número: 4881154435

 

Mostrar más
Botón volver arriba