SLPTitulares

¿Comida o agua? el dilema de potosinos por incompetencia en El Realito

No se le puede perdonar ni una falla más a la empresa operadora de El Realito, ya se le han disculpado muchos problemas; la ciudadanía ya no puede resistir vivir sin una gota de agua.

 Es lo que señala el diputado local del segundo distrito, Rubén Guajardo Barrera, quien afirma que no se puede tolerar ni un día más con problemas de operatividad a la empresa que actualmente maneja El Realito, cuando en la realidad, el verdadero asunto por atender, es que se está acabando el agua, y no han podido ofrecer una solución a quienes hoy no tienen en casa, el vital líquido para las actividades más elementales.

 «Se trata de uno de los dilemas más difíciles por resolver de cualquier autoridad y descuidar dinero y esfuerzo en temas como el mal manejo e incapacidad por resolver la conducción del agua, es perder el tiempo para la verdadera problemática de los potosinos que es la escasez».

El diputado del Partido Acción Nacional, PAN, Rubén Guajardo Barrera, califica como una pesadilla lo que estamos viviendo los potosinos, toda vez que en este año se han registrado 13 fallas en esta infraestructura hidráulica y una gran mayoría de colonias de la ciudad se han quedado sin abastecimiento y ninguna autoridad ha sabido responder a este tema, volviéndose sin duda en una bomba de tiempo.

«La población ya no aguanta más sin agua, no solo pagan sus recibos de algo que no llega, sino que gastan semanalmente 400 para comprar pipas, esto cuando tienen suerte ya que también se esta volviendo difícil, conseguir una. Es labor de todos enfrentar este asunto y de una vez por todas castigar a quien por años no ha hecho bien su trabajo. Ya nos han dicho que se sancionará a la empresa operadora, sin embargo ha llegado el momento de ser contundentes, ahora más que nunca, la población necesita que sus representantes defiendan su patrimonio y el agua es un derecho humano universal. Urge rescatar El Realito».

Finalmente, dijo estar consciente de que para el Estado es difícil terminar el contrato que se tiene con la empresa, sin embargo no hay mejor justificante que la desabasto en la capital potosina y zona conurbada «que no nos tiemble la mano, ante quienes se burlan de la confianza de los potosinos».

Seguiremos informando

Botón volver arriba