Columnasvida sana (destacadas)

Cinco pasatiempos que te vuelven más inteligente

Por Estefanía López

Existe suficiente evidencia científica que demuestra que las mentes “más brillantes y creativas” tienen hábitos que estimulan la sorpresa en el cerebro y nos ayuda a corrernos de la zona de confort.

Las experiencias nuevas (entendidas como hechos desafiantes y motivantes), son la mejor manera en la que el cerebro aprende, recuerda y consolida conocimientos. Por eso, “salir de la zona de confort”, es decir, de todos esos lugares que consideramos seguros, estables, pero que no nos permiten desarrollar nuevas habilidades cerebrales ya que carecen de condimentos que nos exciten, es fundamental para ampliar los límites impuestos por la mente.

Es por eso que el día de hoy veremos cinco pasatiempos que favorecen a tu cognición. Existe suficiente evidencia científica que demuestra que las mentes “más brillantes y creativas” tienen hábitos que estimulan la sorpresa en el cerebro y nos ayuda a corrernos de la zona de confort.

Las experiencias nuevas (entendidas como hechos desafiantes y motivantes), son la mejor manera en la que el cerebro aprende, recuerda y consolida conocimientos. Por eso, “salir de la zona de confort”, es decir, de todos esos lugares que consideramos seguros, estables, pero que no nos permiten desarrollar nuevas habilidades cerebrales ya que carecen de condimentos que nos exciten, es fundamental para ampliar los límites impuestos por la mente.

Te contamos 5 hobbies que mejoran las habilidades cognitivas y aumentan el tamaño de diferentes zonas del cerebro según la ciencia.

Bailar

Un estudio de referencia que llevó a cabo el New England Journal of Medicine realizó el seguimiento de adultos mayores durante más de 20 años y halló que bailar regularmente redujo el riesgo de demencia en un 76%, el doble de la reducción asociada con la lectura.

Viajar

Un estudio con universitarios alemanes comparó qué sucedía en el cerebro de aquellos que viajaban con los que no habían salido de su ciudad. A todos se les midió los niveles de extroversión, de complacencia, meticulosidad, y la capacidad de apertura a nuevas experiencias. Aquellos que viajaron, al regresar se puedo observar que habían tenido cambios positivos en la personalidad.

Hacer ejercicio

Un estudio de la Universidad de Harvard reveló que el ejercicio puede mejorar tu memoria y tus habilidades de pensamiento.

«Hay mucha ciencia detrás de esto», aseguraba el Dr. Scott McGinnis, profesor de neurología, mientras resalta que el ejercicio estimula cambios fisiológicos en el cuerpo, como la producción de factores de crecimiento, supervivencia y salud general de nuevas células cerebrales.

Tocar un instrumento

Tocar un instrumento de manera constante podría considerarse como una especie de entrenamiento cerebral ya que para realizar esta actividad se requiere que el cerebro active zonas que procesan muchas habilidades diferentes al mismo tiempo, tales como la visión, la audición, el movimiento y la memoria.

A su vez, cuando tocas un instrumento se fomenta la conexión entre ambos hemisferios del cerebro. Y un dato no menor: ¡es divertido! La diversión es fundamental a la hora de “poner en pausa” el cerebro.

Meditar

Un estudio de la Universidad de Harvard demostró que la meditación es capaz de modificar la estructura cerebral.

Entre los puntos que detalla el estudio, destaca la modificación en el grosor cortical del hipocampo, una de las zonas encargadas de regular funciones como el aprendizaje y la memoria. En este caso, se observa que en las personas que meditan habitualmente pueden incrementar esas capacidades volviéndolos más inteligentes.

 

Estefanía López Paulín
Contacto: [email protected]
Número: 481154435

Mostrar más
Botón volver arriba