SLP

Carmelo Muñoz, el genio detrás del Jardín Surrealista de Xilitla

* Por Cresencio Martínez Candelario, cronista de Ciudad Valles

Nació el 21 de junio de 1927 en Pinal de Amoles Querétaro, siendo hijo fuera de matrimonio de Pedro Herrera y de Clara Muñoz. Creció junto con sus hermanos mayores Sidronia, Jesús, Miguel y José Camacho, estos tres últimos lo dan de baja de la Escuela Primaria en 4o. Año para llevarlo a trabajar de albañil con ellos.

A la edad de 14 años se traslada con su madre Clara Muñoz a Cd. Valles, S.L.P. buscando a su hermano José Camacho, con quien empieza a trabajar en el rancho San Ricardo, ahora Laguna del Mante con Jorge Pasquel, además en diversas construcciones en Cd. Valles, Xilitla y la Huasteca Potosina.

Llega a Xilitla en 1949 donde conoce a Otilia Cisneros, con quien contrae matrimonio el 18 de Julio de 1951, tuvo siete hijos; Clara, María del Carmen, Graciela, José Luis, Rogelio, Otilia y Margarita, a los cuales les inculca valores como la honestidad, la cultura del estudio y trabajo. Sus dos primeras hijas Clara y María del Carmen, nacen en Xilitla S.L.P. Graciela, José Luis, Rogelio, Otilia y Margarita nacen en Cd. Valles S.L.P. ya que establece en 1955 su residencia en Cd. Valles, S.L.P. en la Calle Juárez 1013 en la colonia Obrera, instalando en su domicilio una tienda de abarrotes llamada La Esperanza.

Carmelo realizó construcciones en Xilitla, como el Mercado Municipal, la instalación del drenaje y alcantarillado, casas de personas conocidas del pueblo construidas en la montaña, como los comerciantes del pueblo señores Inocente Hernández, Alfonso Llamazares, Quirino Balderas y varios más.

Recibe un telegrama de Edward James para iniciar los trabajos de construcción en las Pozas, las ideas de Edward James eran alrededor de la naturaleza y los animales los pilares y techos que se construyeron era de lo que observa en sus viajes.

Adquiere además un terreno adyacente propiedad de la Srita. Glafira Azuara, dónde Carmelo construye una casa con techo de tableta de madera, con chimeneas excéntricas de ladrillos.

La escalera de caracol se empezó a construir en 1959 se realizaron en tres partes.

Posteriormente James indica a Carmelo la realización de una segunda torre y la conexión de ambas por un puente con escalones y esculturas en forma de flor.

En una entrevista a Carmelo y Plutarco realizada por el periódico El Norte el 24 de junio de 1984, mencionan por qué se realizaron las torres, el motivo fue salvar la vida de varios animales llamados tanchos (coatis) que la población mataba, además del diseño de las plazas y cómo James quería tener dentro de la casa a los venados, pero los venados se negaban.

James quería llenar de pájaros su rancho, tenía una incubadora en la casa de Carmelo, con huevos de faisán, los cuáles nacían y vivían en libertad en Las Pozas, además tenía varias guacamayas que se trasladaban a la casa de Carmelo en el invierno, junto con dos boas llamadas Juanita y Simona.

Fallece el 1o de marzo de 1990 a la edad de 62 años por complicaciones de diabetes mellitus.

Edward James siempre reconoció verbalmente y en sus cartas la capacidad profesional de Carmelo, mencionándolo cómo el mejor constructor del mundo por los bellísimos resultados que daban sus encomiendas aún a la distancia.

Edward James le decía a Carmelo: “probablemente en doscientos años más cuando vean estas construcciones, las personas van a pensar que tú y yo fuimos extraterrestres”

Seguiremos informando

Botón volver arriba