GONIERNO DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSI
slider-homeVIDA SANA, SALUD Y SEXO

Ángeles para Tiempos Difíciles

*Por: Juanjo Flores

Estoy seguro que más de una vez has sentido incomodidad por mostrar tus talentos y dones. Esa incomodidad puede que haya ocurrido por personas que con mala intención, ignorancia o enojo pudieron haberte criticado en algún momento y entonces la confianza y amor por lo que eres y haces, se vio afectada.

También en ese momento, los ángeles a través de tu intuición te han dicho que confíes, que no tengas miedo, que estás en el camino correcto, sin embargo cuando nos sentimos vulnerables, expuestos o avergonzados, es complicado escuchar la voz de los ángeles, porque nuestros sentidos están puestos en la situación que incomoda.

Existe una enorme diferencia entre “ser bueno” y “ser amoroso”. Desafortunadamente la mayoría de los adultos nos enseñan a ser “niños buenos”, con frases como: “Eso no se dice”, “Si no tienes nada bueno que decir no lo digas”, “Si no te portas bien, mereces castigo”. Callando siempre nuestro poder y apagando poco a poco nuestra luz.

Sin embargo, ser amoroso es hacernos valer con amor, decir lo que sentimos sin necesidad de herir a los demás, decir No cuando lo deseamos y expresar lo que nos molesta cuando así ocurre. Esto va generando poder personal, seguridad y fuerza en nuestra estructura emocional.

Al no ser conscientes que somos seres amorosos capaces de lograr todo lo que deseamos y que tenemos la ayuda amorosa de los ángeles para momentos difíciles, vivimos generando conflictos, en nuestra mente y a través de las experiencias de vida, en ocasiones huimos de ellos (lo cual no sana la situación) y en otras ocasiones los generamos.

Estos conflictos no necesariamente tienen que ser con otras personas, también con nosotros mismos, miedo a emprender un negocio, no saber si la relación en la que nos encontramos es la correcta, conflicto por nuestra apariencia en el espejo, exigencia y autocastigo para “ser perfectos” y muchas otras formas de crear esa relación toxica con nosotros mismos.

En momentos así, es difícil sentir y escuchar la voz de los ángeles, sin embargo, ellos no se cansan de mandarte señales para decirte que todo estará mejor, que la situación cambiará, que hagas las cosas de diferente manera. ¿Cuántas veces has visto plumas caer y no les has dado importancia?

Probablemente has sentido:
-Resentimiento: Revisa si esta emoción viene de sentirte usado, por ser “bueno” y dar a los demás sin recibir nada a cambio. Esta emoción se vuelve una energía tóxica, que trae amargura.
– Fatiga: Dar constantemente drena tu tiempo y tu energía. Revisa si en el trabajo das tanto porque tienes idea que, autoexigirse es ser “bueno”. Porque no te has hecho valer con amor y te has tragado las emociones porque no sabes cómo enfrentar el conflicto.
– Problemas de dinero. ¿Pagas todo? Eso es una llave que no tiene fin, desgastándote siempre por satisfacer las necesidades de los demás.
– Problemas de Salud. Los desequilibrios en tus emociones y tu energía pueden causarte graves problemas de salud como afectaciones en la piel por ira reprimida, malestar estomacal por emociones almacenadas, aumento de peso por tratar de defenderte siempre, ansiedad por miedo al futuro, etc.

Por eso es importante tener energía alta que ayude a vivir una vida alineada con el amor y con ello ver con claridad la ayuda del cielo en tu vida. Te comparto algunas herramientas espirituales que pueden ayudarte a crear una vida en conexión con el amor.

– Oración: La oración más poderosa es la que emana del corazón, en situaciones complicadas puedes recurrir a los ángeles que te ayuden y retiren de ti, las cuerdas del miedo y la ansiedad.
– Escuchar Música: La música con frecuencias 528, 432, 963 HZ, etc. ayuda a generar un movimiento celular que transforma la energía de tu cuerpo y tu campo áurico.
– Meditación: La meditación ayuda a calmar la mente y ello te ayudará a tener claridad.
– Conectarte con la naturaleza: Esto restaura la energía de diferentes puntos energéticos del cerebro y aumentan la fabricación de las hormonas de la felicidad.
– Hablar con un amigo digno de confianza.
– Usar cristales de cuarzo en tus espacios.
– Limpiar tu energía con sal de mar. Un puño de sal de mar en tres litros de agua, al terminar tu baño habitual, te enjuagas con agua salada, pides al Arcángel Miguel que limpie y purifique tu energía. Posteriormente enjuagas.
No necesitas la aprobación de los demás, el día que encuentras la verdadera libertad, todo vuelve a la calma, los milagros se manifiestan, la gente te respeta. Eres un ser con la capacidad de brillar con intensidad porque la energía amorosa que ha creado el universo entero también te creo a ti y te dio la libertad de admirar y disfrutar todo lo que te rodea.

ERES UN ÁNGEL TERRENAL.

Sígueme en facebook.com/juanjoflores444

Mostrar más
Botón volver arriba