ColumnasColumnas (destacadas)

Llamando a los Ángeles: Cuida tus Palabras

Por Juanjo Flores

Seguro has escuchado que los ángeles celestiales se encuentran en absolutamente todos lados y estos hermosos seres de luz y amor puro, están deseosos de ayudarte y es verdad. Sin embargo, somos nosotros quienes muchas veces los alejamos de nuestra vida.

Raramente somos conscientes que siempre estamos atrayendo energía y así como tenemos la capacidad para comunicarnos con seres de luz, atraerlos a nuestra vida, manifestar milagros y sentir paz a través de la comunicación constante con los ángeles y Arcángeles, también podemos hacer que ocurra todo lo contrario.

Los pensamientos son la puerta al mundo espiritual, a través de nuestros pensamientos bendecimos o maldecimos, creemos o dudamos, cuestionamos o aceptamos y así vamos tejiendo nuestra vida. Antes que una palabra sea pronunciada por tus labios, primero fue un pensamiento y antes de ser pensamiento fue una emoción, así que lo que sentimos y pensamos es más poderoso que las palabras.

Tus pensamientos definen que energía se manifiesta en tu vida, si atraes seres de luz o de oscuridad, ¡así es! Tú puedes estar atrayendo a tu vida seres de oscuridad y vivir situaciones caóticas y conflictivas. No importa cuántas oraciones repitas, cuantos lugares sagrados visites o el número de limpias que te hagas.

Si tus pensamientos están alineados con el miedo, el chisme, la crítica, las bromas “ácidas”, los pensamientos de carencia, dificultad, las noticias alarmantes, etc. ¡Ten cuidado! Porque entonces es probable que estés manifestando en tu vida situaciones o seres de baja vibración que te llevarán a vivir experiencias negativas.

Recuerda que somos seres espirituales viviendo una experiencia física, por lo tanto en nuestro universo operan las energías invisibles. Cuando agradeces, bendices, oras, hablas con los ángeles, mandas amor, pides claridad, entregas tu situación a los ángeles y seres de luz, en ese momento un Ángel de luz y amor, susurra a tu jefe, a tu compañera de trabajo o a tu pareja, palabras de amor y ayuda que vayan para ti, manifestándose en tu vida bendiciones, milagros, alineación en tu camino.

Cuando te enfrascas en chismes, crítica, juicios, pláticas sin sentido, envidia, miedo, carencia, enfermedad, caos, palabras hirientes hacia ti u otras personas, una fuerza espiritual negativa se enreda en tu cuerpo como cordones que arrastran hacia ti acciones de envidia, caos, trabas, baja energía, estancamiento, etc.

Cuida tus pensamientos y de esta forma podrás hacer un cableado angélico, donde constantemente tendrás comunicación con los ángeles y por lo tanto, mantendrás alineación en tu vida, milagros, amor, opulencia y todo aquello que haga vibrar de amor tu corazón.

Herramientas para limpiar tu vida.
– Medita, No importa la cantidad de tiempo, sino la calidad. Permanece en silencio, escucha la voz de tu alma.
– Ora, las palabras que vienen del corazón, son muy poderosas, habla con los ángeles, exprésales tus sentimientos y tus miedos, pídeles que te ayuden a sanar lo que estás viviendo. Entrégalo.
– El Arcángel Miguel, un gran aliado. A este poderoso Arcángel pídele que te coloque su casco de luz para purificar tu mente.
– Gratitud, haz de la gratitud un hábito y entonces el universo te dará más situaciones por las cuales sentir gratitud.
– Sé selectivo, cuida tus pensamientos, tus relaciones y tu entorno. Recuerda que te alimentas de todo lo que te rodea.

Sígueme en mis redes sociales: Juanjoflores444

Mostrar más
Botón volver arriba