El tiempo - Tutiempo.net
Jueves, 21 de Marzo del 2019

La desgarradora historia de la anciana de la calle Morelos

*Su único fiel compañero es un perro de nombre lobo, mientras que sus hijos la encerraron y abandonaron para ellos poder disfrutar de los placeres de la vida

julio 29, 2018

Hay muchas historias tristes y lamentables en la ciudad, que no tienen un final feliz o que tienen un final, agradable, pero no el idóneo, la historia de la anciana de la calle Morelos, no es la excepción, se trata una mujer de aproximadamente 84 años de edad, quien comparte su vejez con su fiel amigo y compañero de la vida, un perro de nombre “lobo”, que la acompaña todos los días, compartiendo el calor, el frío, el hambre y hasta la sed, mientras que sus vástagos, los han abandonado y encerrado en ese lugar en infinitas ocasiones, a su suerte, en una antigua casa ubicada en la calle Morelos

Esta mujer de edad avanzada, quien es mejor conocida por todos como; “La anciana de la calle Morelos”, fue encerrada por sus hijos desalmados en un cuartucho, mismo que se ubica en la parte trasera de su vivienda, donde ahora el bien inmueble está en posesión de sus vástagos, que esperan pacientemente el final de la existencia de su madre, para así poder disponer de la herencia, para disfrutar de los lujos y excentricidades banales de la vida.

A pesar que la octogenaria se encuentra enferma de salud y sin una pierna, la anciana le sonríe a la vida, compartiendo su existencia con su mejores amigo y compañero, alguien que sin importarle la riqueza o pobreza se ha mantenido a su lado, demostrando que el amor puro y real existen, la lealtad y fidelidad en la vida y la muerte son posibles, y se trata de un perro de nombre lobo.

Un cuadrúpedo que cuándo ve triste a la anciana, se acerca para frotarse contra su cuerpo y transmitirle ese calor, calor que lamentablemente no es humano y menos de sus retoños, también cuándo ella está llorando, utiliza su lengua como si fuera un pañuelo, para secarle esas lágrimas, que recorren su rostro cansado y arrugado por su avanzada edad, al igual cuándo alguien intenta acercarse, el “lobo” se pone en defensa y la defiende a capa y espada, algo que por desgracia sus familiares ya no hacen por ella.

Es así como viven; la anciana de la calle Morelos y el can “El Lobo”, esperando pacientemente el final de su existir, además creyendo que, si existe la reencarnación, puedan volver y conocerse, pero en otras condiciones de vida, para poder enseñar y transmitir a las personas el verdadero significado del amor y amistad, cosa que en la actualidad parece que se ha extinto.

Ese amor y amistad de Lobo, hacia su protectora, es tan grande, que, al verla mal este día comenzó a aullar de manera extraña, hecho que llamo la atención de los vecinos, quienes, gracias a esos ladridos, que parecían gritos de ayuda, llamaron a las autoridades, quienes al llegar, tocaron durante varios minutos la puerta, pero nadie les abrió, solo Lobo ladraba y ladraba en el interior, pasada poco más de media hora, un hombre con muletas llegó, este venía totalmente ebrio, quien entre los balbuceos que alcanzaba a decir, otorgó el permiso para entrar, allí, las autoridades y vecinos, encontraron a la mujer en un estado deplorable, sucia, sin comer, sin haber bebido algo de agua, su condición de salud era grave, mientras que Lobo no se cansaba de ladrar y gruñir a los intrusos, quien luego de unos momentos, fue calmado por su compañera.

Los presentes, informaron a los preocupados vecinos, que el personal del DIF valoraría las condiciones de la octogenaria, quienes seguramente la canalizarían a algún sitio, donde ella, angustiadamente espera, que su fiel compañero, lobo siga a su lado.

Lamentablemente “el Lobo” por ser un animal, no contará con la misma suerte, pues será entregado a los vástagos de “la anciana de la calle Morelos”, y ellos, quien sabe que destino decidirán para el destino del mejor amigo de la anciana, sin embargo, vecinos esperan que el fiel animal sea dado en adopción a personas de buenos sentimientos, que lo alimenten, y que por fin cese el frío y calor, el hambre y la sed que durante mucho tiempo compartió con la anciana de la calle Morelos, mientras ella se encuentra en un mejor lugar, donde le brinden la atención que sus hijos jamás le han otorgado, momento en el que los caminos de la anciana y lobo por fin se verán separados, pero con un futuro mejor.

Seguiremos informando.

Publicaciones relacionadas

DIF Estatal te invita a participar en evento con causa

*Con noche retro con música de los 80´s y 90´s. *Lo recaudado será donado a...

Presentan programa del Vallestón 2019

*A beneficio del Centro de Rehabilitación Integral...

Artesanos huastecos al borde de la extinción

**Este grupo de artesanos de Tamazunchale lucha cada día por preservar una trad...

Comerciantes del Centro Histórico molestos por omisiones del DIF y Protección Civil

**Ninguna autoridad como DIF o Protección Civil recoge a las personas en situac...

DIF Municipal de SLP implementa espacios de convivencia para adultos mayores

*La dependencia atiende de forma directa a más de 800 personas de diversas colo...

Gobierno municipal de SLP entrega apoyos a discapacitados

*El alcalde Ricardo Gallardo reconoce la labor del personal del DIF, encabezado ...
Compartir en Whatsapp