SLPSLP (destacadas)Zona Huasteca

Alcalde de Xilitla corre a comerciante indígena y le destruyen su mercancía

Tal como actuó su antecesor y cuñado Javier Pacheco, el alcalde del municipio de Xilitla, Martín Eduardo Martínez Morales, empieza a mostrar el colmillo que define a toda esa familia de políticos que se han dedicado a saquear los recursos que tiene el municipio huasteco, mismos que apenas obtienen gracias al gran atractivo turístico que mantiene como pueblo mágico. Martínez Morales trata de imitar todo lo reprobable que hizo Javier Pacheco, y que por supuesto no incluye el bienestar de la gente de Xilitla. El panista solo se dedica a “echar rostro” por las calles, llegar a la hora que quiere a su oficina y evitar cualquier contacto con los comerciantes que desde tiempo atrás le han pedido una reunión para insistir con el tema de la reubicación de los puestos del mercado municipal, circunstancia que el alcalde ha echado por tierra dicha petición, dando paso a casos como el siguiente:    

Ciudadanos del municipio de Xilitla, allá en la Huasteca potosina, hicieron circular por las redes sociales el caso de una mujer indígena de la tercera edad que fue violentada por los inspectores de Comercio del Ayuntamiento que encabeza el panista Martín Eduardo Martínez Morales. Todo sucedió cuando doña Virginia decidió colocar su puesto de taquitos de canasta y gorditas afuera del recientemente construido mercado municipal, ya que, como otros comerciantes, sigue argumentando que los turistas están más acostumbrados a ver los puestos sobre la calle que dirige al centro de Xilitla y no dentro de una estructura donde solo se sobrellevan incomodidades tanto para los locatarios como para los visitantes, inclusive han existido varias protestas de los comerciantes donde exigen al alcalde la reubicación de los puestos sobre la calle, ya que tradicionalmente así ha estado siempre el mercado. Aseguran que nunca pidieron dicho inmueble y que les fue entregado a la fuerza por la pasada administración del también panista Javier Pacheco Sánchez.

Es por eso, que los inspectores de comercio se hicieron valer de esa “autoridad” para echar y aventar las cosas de doña Virginia, sin tomar en cuenta que es el único ingreso económico que tiene y que depende meramente de la venta de su comida para subsistir, situación que ha hecho desde que se quedó viuda a los 22 años de edad.

La mujer no pudo contener las lágrimas al momento de que explicaba lo acontecido a los transeúntes que le ayudaba a recoger lo poco útil que le quedaba de su mercancía regada en el suelo.

La indignación del caso no se hizo esperar entre los usuarios de las redes sociales. Algunos hicieron un llamado firme al presidente municipal Martín Eduardo Martínez Morales para que atienda el caso de la señora Virginia y se castiguen a los responsables: “por cosas como éstas es que el pueblo ya no cree en una democracia justa, existe solo un montón de pocos hombres que se esconden detrás de una autoridad para la cual no tienen estudio alguno”, agregaron los ciudadanos.

Seguiremos informando.

Botón volver arriba