* Senador Marco Antonio Gama Basarte

vision-de-futuro-el-pan-que-queremos-para-san-luis-potosi

El Partido Acción Nacional renovará a principios del mes de diciembre su dirigencia estatal en San Luis Potosí. Esa decisión reviste la mayor importancia porque incidirá de manera directa en el futuro político de nuestro querido estado hacia el 2021. De las buenas decisiones que tomemos los panistas, dependerá la fortaleza con la que llegaremos a esa cita con la historia.

Estoy convencido que la pregunta fundamental que el panismo debe responder de frente a la sociedad potosina no es quién desea dirigir al PAN, sino qué tipo de partido se quiere construir, cómo se piensa hacerlo y lo más importante, para qué se desea asumir tan delicada responsabilidad.

Sin descalificar a ninguna persona y los argumentos esgrimidos a favor de sus legítimas aspiraciones, me atrevo a compartir públicamente algunas ideas sobre lo que considero que el PAN en San Luis Potosí no debería permitirse.

  • El PAN no necesita divisiones internas. Por eso, quien aspire a encabezar al partido debe asumir un compromiso muy claro con el equilibrio, la mesura, la generosidad y la unidad entre todos y cada uno de los liderazgos del partido y sus militantes.
  • El PAN no necesita ser usado como plataforma personal. Por eso, quien aspire a asumir nuestro liderazgo debe ponerse por encima de las disputas electorales y empeñar su palabra en que no albergará, ni apoyará proyectos políticos de ningún aspirante a candidato.
  • El PAN no necesita limitantes a su libertad. Por eso, quien aspire a ser nuestro guía moral debe construir un proyecto de partido autónomo y mantener independencia absoluta ante cualquier gobierno, sobre todo si no es emanado de nuestro partido.
  • El PAN no necesita atrincherarse entre sus paredes. Por eso, quien anhele dirigir nuestros esfuerzos debe tener como prioridad llevar el partido a las calles, los municipios y las comunidades y hacerlo un auténtico instrumento de la sociedad contra los abusos de poder.
  • El PAN no necesita indefiniciones de coyuntura, ni ser incubadora de oportunismos. Por eso, quien se comprometa a representar nuestro ideario, debe abrazar con firmeza nuestros principios y darle a San Luis Potosí un proyecto digno, viable, creíble y congruente que recupere nuestra mejor tradición democrática y humanista.

Yo no tengo ninguna duda: con unidad, honestidad, independencia, trabajando con la sociedad y honrando nuestros principios, el PAN será otra vez la mejor opción para San Luis Potosí.

Convoco a quienes han manifestado interés por encabezar al panismo en el estado a dos cosas: discutir amplia y públicamente sobre el proyecto de partido que queremos y necesitamos; y a hacer un esfuerzo supremo por demostrar que no nos guía el apetito, sino el propósito y comprometernos con la unidad del partido.

Esa convicción por devolver al PAN al camino del debate público con respeto y altura de miras, es lo que nos hace diferentes a otras opciones políticas. Porque creo, igual que Don Manuel Gómez Morín que “nuestras armas son las ideas. Que no tenemos otras. Y que no las hay mejores”.

Con respeto y la mejor de las voluntades.

Senador Marco Antonio Gama Basarte.