*Hay dos millones 300 mil personas realizando trabajo doméstico, con una carga de género en perjuicio de las mujeres, son 95% de los trabajadores, son del sexo femenino.

stps-y-la-cndh-presentan-el-libro-el-trabajo-domestico-en-mexico-la-gran-deuda-social

El trabajo doméstico en México, es una gran deuda social, debido a que en el mundo hay 67 millones de personas que realizan trabajo doméstico, 50 millones de las cuales se encuentran en informalidad, en nuestro país la situación es más delicada, que, de acuerdo al último dato del INEGI, hay dos millones 300 mil personas realizando trabajo doméstico, con una carga de género en perjuicio de las mujeres, son 95% de los trabajadores, son del sexo femenino.

En 1970 la tasa de participación económica de la mujer en nuestro país era del 17%, hoy por hoy, la cifra ascendió a 43%, lo que significa que el mundo del trabajo se ha transformado de manera radical.

Por lo que la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en coordinación con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del estado, realizaron el lanzamiento del libro “El Trabajo Doméstico en México: La Gran Deuda Social”, con el que se busca fomentar que los derechos comiencen en casa y que se constituyan las relaciones de respeto y equidad para aquellos que cuidan los hogares y familias mediante empleos domésticos.

En la presentación de este libro, que es virtual, abundaron las problemáticas a las que se enfrenta un sector de más de 53 millones de trabajadores domésticos en el mundo, ya que hay una nula promoción y protección de los derechos humanos, trayendo como consecuencia, no contar con los derechos fundamentales de trabajo.

Se afirmó que los trabajadores domésticos, llevan a cabo una aportación fundamental para el buen funcionamiento de nuestra vida cotidiana, que incluye, limpiar, lavar, planchar ocuparse del jardín del hogar e inclusive en algunas situaciones cuidar a los hijos de las familias. Esto constituye una parte importante de la fuerza de trabajo, en ocasiones en empleo informal, encontrándose entre los grupos de trabajadores más vulnerables, con frecuencia sin condiciones de empleo claras.

“Existen 53 millones de trabajadores domésticos en el mundo, sin incluir a los niños y esta cifra crece a un ritmo persistente en los países desarrollados y en vías de desarrollo, es un área donde predominan las mujeres con un 83%, de todos los trabajadores domésticos.”, abundó Jesús Arciaga, secretario general de la Universidad de la UASLP.

Asimismo, se dio a conocer que para hacer realidad el trabajo digno para las trabajadoras domésticas es importante que toda la sociedad desempeñe un mejor papel, en cuestiones que van desde el respeto y la justicia, hasta la igualdad de género.

Por su parte, Ignacio Ruíz Salazar, sub secretario de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Gobierno Federal, explicó que la sociedad, debe dar justicia a la validez del trabajo doméstico para que se reconozca como una actividad que implica un amplio esfuerzo: “Actualmente, se interpreta como una forma de desigualdad entre la mujer y el hombre y con este libro, se busca que el trabajo doméstico se reconozca como una actividad que implica una enorme inversión de tiempo y recursos, y que lamentablemente continúa generando casos de desigualdad por lo que es esencial brindar garantías jurídicas en el trabajo domésticos, y asegurando que los empleados tengan un trato justo y libre de cualquier tipo de discriminación, pero sobre todo, erradicando la esclavitud, que en estos tiempos aún existen casos.

El evento, fue realizado en el auditorio de la Unidad de Posgrados de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, en el que estuvieron presentes, el Quinto Visitador General de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) Edgar Corzo Sosa; y el Subsecretario de Previsión Social de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) Ignacio Rubí Salazar; el Secretario en el estado de la STPS Manuel Lozano; el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) Jorge Andrés López Espinosa; el delegado federal de la (STPS) Edgar Durón Puente; el delegado federal de SEDESOL Héctor Covarrubias; la diputada loca Martha Orta, entre otros.

Seguiremos informando.