* En un pleito de divorcio involucra, por tráfico de influencias, a la Procuraduría
* Los hijos de ambos sufrieron golpes y violencia psicológica
* El agresor es hermano de Jaime Chalita, presidente de la COPARMEX en San Luis Potosí
* La premio estatal de Derechos Humanos, Eizabeth Rap, que tiene un refugio para mujeres agredidas, se negó a ayudar a la víctima

el-panista-jalil-chalita-encarcela-a-su-ex-esposa

El empresario panista Jalil Chalita, valiéndose de tráfico de influencias al interior de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, ordenó la detención y arresto de su ex esposa Juana María Duarte Gutiérrez, a quien privaron de la libertad en presencia de sus pequeños hijos y sin mostrar una orden de aprehensión, ni previa identificación de los agentes ministeriales.

Jalil Chalita, famoso por su carácter violento y explosivo, involucró en un pleito de divorcio a autoridades de la Procuraduría para convencerlos de detener a su ex pareja, a pesar de que el nuevo sistema de justicia penal privilegia el dialogo y la mediación.

Según declaraciones de la víctima, Jalil Chlita la ha amenazado de muerte, incluso ha llegado al límite de cortar cartucho apuntando a la cabeza, sin que autoridades de la Procuraduría o de la defensa de la mujer hayan intervenido en una sola ocasión.

jalil chalita

Juana María Duarte Gutiérrez, detenida ilegalmente y encarcelada de forma arbitraria, hace responsable a Jalil Chalita y a toda su familia de lo que les pueda ocurrir a ella y a sus hijos, hace una llamado al gobernador Carreras y a la señora Lorena Valle para que atiendan su caso y no permitan el tráfico de influencias ni que se violenten los derechos de los menores que ya han sufrido mucho maltrato físico y psicológico a manos de su padre.

Jalil Chalita es hermano del actual presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) capítulo San Luis Potosí, Jaime Chalita, y cuñado de Elizabeth Rap, ganadora de un Premio Estatal de Derechos Humanos, quien dirige un albergue para mujeres violentadas, que, sin embargo, se negó a brindar apoyo a la víctima.

Seguiremos informando.